Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE subvenciona menos del 5% de la producción final agraria valenciana

El apoyo de Bruselas en el conjunto de la agricultura de España alcanza el 15,67%

El agricultor valenciano está menos subvencionado de lo que suele suponerse. De hecho, entre 1997 y 2002, Bruselas ha subvencionado el 4,62% de la producción final agraria valenciana, dicho de otro modo, por cada 100 euros de producción los agricultores han recibido una ayuda de 4,6 euros, según un informe elaborado por la Unió de Llauradors. Esta cifra se desluce más al compararla con la media española, que ha recibido subvenciones europeas para el 15,67% de su producción. El desglose indica que los productos más mediterráneos son los que reciben un menor apoyo.

Los cultivos que más ayuda reciben son los de interior y de secano

La organización agraria recuerda que las ayudas europeas llegan por varias vías: a través del FEOGA (Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agrícola) Orientación (más dirigido al desarrollo rural) y del FEOGA-Garantía (ayudas directas). El informe elaborado por los servicios técnicos de la Unió de Llauradors con datos de la Consejería de Agricultura, del Ministerio del ramo y de la Unión Europea (Feoga-Garantía) muestra cómo, a pesar de que el apoyo económico de Bruselas a la agricultura valenciana ha mejorado sensiblemente entre 1997 (3,70%) y 2002 (5,14%), éste sigue siendo pequeño.

Durante los seis años analizados, en concreto, Europa ha subvencionado de media el 4,62% de la producción agraria y ganadera valenciana. Mientras, en el mismo periodo, el apoyo comunitario medio al sector agrario español se eleva hasta el 15,67% de la producción. La organización explica que la diferencia obedece a que determinadas autonomías españolas, como Castilla-La Mancha, Castilla León, Andalucía o Extremadura tienen una actividad agraria y ganadera más continental con una producción más subvencionada que la típicamente mediterránea.

De hecho, el desglose que realiza la Unió de Llauradors por productos refuerza esta lectura. La producción agraria valenciana más respaldada por Bruselas, a excepción hecha del cereal, es la de aceite de oliva. Este sector ha recibido en el citado periodo una subvención media del 37,24% de su producción. Un apoyo, asegura la Unió de Llauradors, que el sector ha sabido aprovechar para mejorar la calidad de su producto y profesionalizar esta actividad.

La otra cara de la moneda se encuentra en las hortalizas, una producción que "no está nada respaldada", resume la organización agraria en referencia a los datos del estudio. Las ayudas de Bruselas a esta producción suponen de media el 0,09% de la misma desde 1997. En el caso de los cítricos, el apoyo medio de Bruselas entre 1997 y 2002 ha sido del 3,38% de la producción. El informe, en cualquier caso, muestra cómo las líneas de ayuda al sector citrícola han mejorado ligeramente durante los seis años estudiados.

La agricultura valenciana se apoya en la actualidad sobre todo en la producción citrícola y de hortalizas, las dos más cuantiosas, según recuerda el último informe del Instituto Valenciano de Estadística (IVE). En conjunto, España fue el año pasado el segundo país europeo que más fondos Feoga-Garantía recibió de Europa (6.458.9 millones de euros), sólo superado por Francia.

Con los datos en la mano, el secretario general de la Unió de Llauradors, Joan Brusca, insiste en que la imagen de que la Comunidad Valenciana cuenta con una agricultura muy subvencionada "no es real". Brusca subraya que el informe constata que los cultivos que más se subvencionan son los de interior y secano mientras que en las hortalizas y los cítricos "la ayuda es muy poca". El responsable de la organización agraria considera que el apoyo que recibe el campo valenciano debería guardar relación con lo que aporta a la producción final española, y que en el periodo analizado por el informe ha sido del 8,56% de media. Joan Brusca, además, reitera que los datos del informe vuelven a poner sobre la mesa la necesidad de que la Consejería de Agricultura complete las políticas europeas de apoyo a la actividad agraria y ganadera con medidas propias. "Debería aumentar su esfuerzo económico con fondos propios", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de febrero de 2004