Más de cuatro millones de euros para promocionar el arte español

La lluvia constante que ayer cubrió Lisboa de un manto gris y melancólico no impidió que en la inauguración de la exposición de Oteiza se viviera un ambiente de fiesta, especialmente entre los altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores que asistieron a la misma, como Miguel Ángel Cortés, secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica, y Jesús Silva, director general de Relaciones Culturales y Científicas. Fue Silva el primero en recordar durante la presentación a la prensa que "ésta es la primera exposición individual de Oteiza de carácter internacional desde la Bienal de São Paulo" y que "también entonces fue por iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores". Alberto Rosales, comisario de la muestra, aludió también a la labor realizada en 1957 por el entonces director general de Relaciones Culturales de aquel ministerio, Luis González Robles, que defendió y promocionó la presencia de la vanguardia española en las grandes citas internacionales.

Efectivamente, la época de González Robles está considerada como crucial en el cambio de rumbo del arte español de la posguerra, aunque su influencia real en el contexto interno del país es más discutible. Si en aquel momento se pensaba que a través del arte podía conseguirse cambiar la imagen del país, el objetivo actual es potenciar la proyección internacional de España como potencia cultural. Es un objetivo que el Gobierno considera prioritario. El Programa Arte Español para el Exterior ha organizado desde su creación, en enero de 2002, 30 exposiciones de artistas españoles que en su mayor parte han sido itinerantes. Es decir, en conjunto se han presentado 87 exposiciones en 63 ciudades de 45 países, entre las que pueden encontrarse muestras de artistas como Antonio Saura, Gustavo Torner, Manuel Rivera, José Caballero, Martín Chirino, Luis Feito, Eduardo Arroyo, Hernández Pijuán, Carmen Laffón, Úrculo, Millares, Gerardo Rueda o Rafael Canogar, si bien hay artistas de generaciones más jóvenes como Frederic Amat, Barceló, Jaume Plensa o Broto, que se han incorporado en el último año.

Selección

La selección de artistas, comisarios y museos ha corrido a cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores, que, según indicó ayer Jesús Silva, invierte unos 600.000 euros al año en este programa. "Hemos comenzado con la generación informalista de los años cincuenta y sesenta, que ya tiene una trayectoria muy consolidada, pero ya estamos incorporando a artistas más jóvenes", indicó Silva. El grueso del presupuesto lo aporta, sin embargo, la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (Seacex), dependiente administrativamente de los ministerios de Hacienda, Cultura y Exteriores, que el pasado año invirtió unos 3,6 millones de euros en este programa ya que asume los costes del traslado, montaje y seguros de las obras, así como del catálogo. El presupuesto global de Seacex para 2004 es de 15,9 millones de euros.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS