Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

El PSOE promete crecimiento duradero y acabar con el "intervencionismo" del PP

Zapatero propone un modelo de crecimiento duradero y critica el sistema fiscal por "injusto"

El PSOE desplegó ayer todas sus piezas para lanzar las propuestas económicas y fiscales de su programa, que serán básicas en la campaña electoral. El PSOE plantea una oferta de crecimiento duradero frente al modelo "agotado" del PP, reformar un sistema fiscal que considera "obsoleto e injusto" e introducir más libertad económica, maltrecha por el "intervencionismo" del PP. Todo ello sin renunciar al equilibrio presupuestario y sin fórmulas arriesgadas, según el ideólogo de las propuestas, Miguel Sebastián: "En materia económica no queremos aventuras".

Consciente de que la economía será uno de los principales argumentos que el PP esgrimirá para intentar ganar las elecciones, el PSOE ha elaborado una propuesta basada en tres pilares: el modelo de crecimiento del PP está agotado, el sistema fiscal es injusto y obsoleto y el intervencionismo gubernamental ha hecho retroceder el grado de libertad económica. Tres ideas que para Zapatero son suficientes para votar al PSOE. El responsable económico del programa electoral, Miguel Sebastián, quiso ir más allá: "En materia económica también se puede y se debe ganar las elecciones". Las propuestas siguen un ideario diseñado por Sebastián que, en gran parte trata de respetar el Programa de Estabilidad, al igual que el PP, y defendido por el comisario socialista Pedro Solbes.

- Crecimiento. La primera razón de los socialistas tiene que ver con el crecimiento duradero, un punto en el que el PP no se lo ha puesto fácil, ya que en sus años de gobierno la economía no ha dejado de crecer, aunque viniera haciéndolo desde dos años antes. Pero sus mensajes se centran en la falta de productividad. En ese sentido, Zapatero se comprometió a reformar el sistema educativo y aumentar la inversión. Pero, "aumentar la productividad pasa también por enganchar la economía al desarrollo tecnológico y a la sociedad del conocimiento", terreno en el que tachó de "improvisación y propaganda" al PP.

También habló de reformar el mercado de trabajo. La propuesta, que pasa por el consenso con los agentes sociales, se centra en la reducción del número de contratos, la ampliación de pruebas para los indefinidos y la reforma de los servicios públicos de empleo.

- Libertad económica. El PSOE esgrime también la falta de la libertad económica. "Tras ocho años de Gobierno, el PP ha demostrado un grado de intervencionismo inédito en la historia de nuestra democracia", enfatizó Zapatero, para quien las privatizaciones que realizó el PP "han tendido a transformar monopolios públicos en privados más que a introducir competencia donde no la había". "Lejos de perseguir una mejora del bienestar", continuó, "la privatización ha estado dirigida al interés privado de los amigos y a la concentración de poder en los próximos al PP".

- Reforma fiscal. Para el PSOE el sistema fiscal es "injusto, ineficiente, enormemente complejo y obsoleto". Por ello plantea un recorte de impuestos para las rentas medias y bajas. En el IRPF, propone reducir los tramos, elevar el mínimo exento (22.000 euros en la actualidad) y colocar el tipo máximo (ahora en el 45%) igual que el Impuesto de Sociedades, que quiere recortar del 35% actual al entorno del 30%. Nada se dijo ayer del tipo único que lanzó el PSOE en mayo de 2002. También elevaría el mínimo exento en patrimonio y volvería a introducir la progresividad en las plusvalías, en las que el PP instauró un tipo fijo del 15% para los incrementos de patrimonio, independientemente de las otras rentas del contribuyente.

Asimismo, apuesta por rebajar el IVA para los alimentos frescos del 7% al 4% y el de los periódicos, revistas y libros del 4% al 1%. Para compensar la menor recaudación, elevaría los impuestos del tabaco y del alcohol de alta graduación.

En Sucesiones y Patrimonio, impuestos cedidos a las comunidades autónomas, quiere consensuar una reforma para eliminar la tributación para las rentas medias y bajas. Por último, trata de introducir un impuesto ecológico, para lo que plantea una ley de bases.

Para el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, el modelo socialista "legitima la política del PP, porque es más de lo mismo" y considera "una gran decepción" que el PSOE dé por buenas las reformas del PP. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, calificó la propuesta de "injusta y arriesgada". Duro se mostró también el diputado de Esquerra Republicana Josep Huguet al afirmar que el plan es un "minúsculo" paso adelante, que no se acerca a lo que se ha pactado en Cataluña por el gobierno tripartito, informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de enero de 2004