Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

La salida a escena de Miguel Sebastián

En una puesta en escena acorde con los tiempos que corren -público tras los oradores y mucho colorido, rojo, por supuesto- y el lema Soluciones ahora de bandera, el PSOE aprovechó ayer la programada Conferencia Sectorial de Economía para iniciar la carrera electoral una vez conocida la fecha de los comicios. Zapatero y los suyos acudieron a la reunión con las armas cargadas y las ideas muy claras: disparar al enemigo toda la munición posible. Y que, a juzgar por lo visto ayer, es mucha.

En el auditorio, con muchos economistas, presencias notables como la del ex gobernador del Banco de España Luis Ángel Rojo; el ex secretario de CC OO Antonio Gutiérrez, ya en las listas del PSOE; el director general de La Caixa Isidre Fainé; el empresario Aldo Olcese, colaborador de FAES, fundación vinculada al PP; varios ex ministros y ex altos cargos socialistas -Solchaga, Eguiagaray, Aranzadi, Atienza, De la Dehesa, Pedro Pérez, Martínez Robles, José Juan Ruiz, Conthe-, José Pérez, Ontiveros... Y ausencias significativas: Marugán, Griñán...

Del programa se ha encargado un nutrido grupo de expertos, con Miguel Sebastián al frente. Ayer, en su bautismo de fuego, mandó en el centro del campo y remató con precisión cuando explicó sus siete mandamientos económicos, aunque alguno le haya supuesto críticas desde el ala más a la izquierda del PSOE, y atacó al PP. Sebastián aprovechó para devolver algún dardo a Rodrigo Rato, con quien sostiene una particular pendencia desde que él dirigía el Servicio de Estudios del BBVA. "No entiende que la productividad es compatible con el empleo, quizá porque no es economista", ironizó.

Rato, que se quejó de las opiniones de Sebastián y forzó su salida del banco, está en el origen de que este hombre, que gozaba de su condición de independiente, esté hoy inmerso en una campaña electoral. Porque, a partir de ahora, a Sebastián le va a ser muy difícil mantenerse al margen de batallas políticas. Además, ayer tomaron la palabra otros dos de los 10 notables de Zapatero, Pedro Solbes y Magdalena Álvarez, y el secretario de Economía de la ejecutiva socialista, Jordi Sevilla,quien en un discurso emotivo pidió cerrar filas en torno al proyecto de cambio: "No es la hora de los contables, es la hora de los políticos; no es la hora de los que buscan problemas para cada solución, sino de los buscan soluciones para cada problema".

La conferencia tenía previsto un tiempo para debates tras intervenir Zapatero. Pero fue suprimido. No hubo, pues, discrepancias. Así que la sesión terminó en medio de un alto espíritu de camadería y muchas ganas de vencer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de enero de 2004