Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'lobby' judío pide disculpas a Prodi tras llamarle antisemita

La Comisión Europea y la comunidad judía se han dado una tregua. Isaac Stinger, enviado del Congreso Mundial Judío, se entrevistó ayer con Romano Prodi después de que dos de sus líderes acusaran al Ejecutivo comunitario de prácticas antisemitas. "La cooperación queda restaurada sobre una base de la mutua confianza", anunció Prodi tras la reunión. "Si existe un hombre del que nos fiamos ese es Prodi", dijo Singer.

Tras la visita, Prodi decidió seguir adelante con los planes de celebrar un seminario sobre antisemitismo a finales de febrero y al cual serán invitadas personalidades y representantes de Gobiernos. Prodi propuso ese foro para paliar el impacto negativo del Eurobarómetro de noviembre, que situaba a Israel en cabeza de la lista de países más peligrosos para la paz mundial.

Prodi busca mantener una postura equidistante en el conflicto de Oriente Próximo. Dos de sus tres portavoces oficiales desde que llegó a Bruselas en 1999 son de origen judío. Sin embargo, no ha logrado quitarse la etiqueta de sospechoso para el Gobierno israelí, que le acusa de benevolencia con la causa palestina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 2004