Detenido en Cerdeña un anarquista relacionado con el envío de una carta bomba a Prodi

La policía italiana ha detenido a un miembro de un grupo anarquista activo en la isla de Cerdeña y al que se relaciona con el envío, el pasado mes de enero, de una carta con cartuchos usados al presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi. Luca Farris, de 25 años, ha sido arrestado por agentes del Comando Provincial de la Policía italiana a primera hora de hoy en su domicilio en Assemini (Cerdeña). La orden partía del fiscal del Departamento Antiterrorista de Cagliari, Paolo De Angelis, según han informado fuentes policiales.

Más información
El 'lobby' judío pide disculpas a Prodi tras llamarle antisemita
La Eurocámara revisará sus medidas de seguridad tras recibir ayer más cartas incendiarias
Tres eurodiputados reciben cartas bomba de supuestos grupos anarquistas italianos
Estalla una carta bomba dirigida al presidente del Partido Popular Europeo en Bruselas

El joven pertenece al grupo denominado Anónima Sarda Anárquico Insurreccionalista (Asai), que además de las amenazas enviadas a Prodi, está considerado responsable de diversas acciones en Cerdeña, entre ellas varios atentados contra gasolineras perpetrados en las últimas semanas.

Farris, residente en Assemini (Cagliari), está siendo interrogado por la Policía italiana y próximamente pasará a disposición de la Dirección General Antiterrorista en Cagliari.

Envíos a otros líderes europeos

El pasado 12 de enero, el responsable del Ejecutivo europeo recibió en su domicilio en Bolonia un sobre con cartuchos usados y varios petardos en su interior. En el envío, que no estaba preparado para estallar, figuraba una fotografía de Prodi recortada de un periódico y un documento de reivindicación que defendía una insurrección popular contra el capitalismo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las medidas de seguridad en torno al presidente de la Comisión se habían incrementado desde que el pasado 27 de diciembre recibiera en su casa una carta explosiva que causó una llamarada cuando la abrió el propio Prodi, que salió ileso.

Esta acción, a la que siguió el envío de otros sobres incendiarios a las sedes de Europol y Eurojust, al presidente del Banco Central Europeo y a varios eurodiputados, fue reivindicada en Italia por una autodenominada Federación Anárquica Informal.

Prodi recibió ayer en Viena una medalla, en reconocimiento a su labor humanitaria, durante un congreso de rabinos.
Prodi recibió ayer en Viena una medalla, en reconocimiento a su labor humanitaria, durante un congreso de rabinos.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS