_
_
_
_
_

Cierre parcial del centro donde una mujer sufrió lesiones tras una liposucción

El Departamento de Sanidad de la Generalitat ha prohibido al Centre Mèdic d'Estètica de Lleida realizar intervenciones hasta que no finalice la investigación abierta a finales del pasado mes de diciembre, después de que una paciente tuviera que ser hospitalizada en estado de coma tras someterse a una liposucción en abdomen y muslos. La paciente, que presentó una denuncia contra el centro privado, se recupera favorablemente en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

El nuevo delegado de Sanidad en Lleida, Sebastià Barranco, explicó ayer que la medida contra el centro médico afecta sólo a las intervenciones de medicina estética, principalmente a operaciones de lipoescultura y a algunas correcciones estéticas.

Sanidad ha pedido a los responsables del centro que aporten la documentación que acredite que aplica las medidas necesarias para prevenir infecciones

. Las autoridades sanitarias quieren determinar si existe una relación directa entre el proceso infeccioso y la liposucción. El cirujano que le practicó la intervención, Salvador Riba, atribuyó la infección a "una reacción tóxica medicamentosa o una alteración bacteriológica propia de la paciente".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_