Interceptada una carta bomba dirigida contra el jefe del BCE

El presidente del Banco Central Europeo, el francés Jean Claude Trichet, recibió ayer una carta bomba similar a la que el sábado se incendió en las manos del presidente de la Comisión Europea, el italiano Romano Prodi, que sin embargo salió ileso.

La carta dirigida contra la oficina de Trichet en la sede del Banco Central en Francfort, que contenía pólvora, según la agencia alemana VWD, fue interceptada en el control rutinario de los sobres que entran en el BCE y enviada a analizar por la policía. El sobre provenía, según fuentes de la policía alemana, desde Bolonia, precisamente la ciudad italiana donde reside Prodi. Allí recibió, en su domicilio, el libro bomba que pasó todos los controles y soltó una llamarada cuando el propio político lo abrió, aunque sin consecuencias graves.

Más información
La agencia de cooperación judicial europea, Eurojust, recibe una carta bomba
La Fiscalía de Bolonia ordena a Correos bloquear los paquetes destinados a la UE
Estalla una carta bomba dirigida al presidente del Partido Popular Europeo en Bruselas

Más tarde, en la sede de la Europol en La Haya (Holanda) se logró desactivar ayer otro artefacto explosivo sin que se produjera ningún tipo de daños. Tanto la policía alemana como la holandesa se pusieron en contacto con la italiana para avanzar en las pesquisas, dada la evidente vinculación entre los tres atentados frustrados.

De hecho, en la carta de reivindicación de los atentados en las cercanías de la casa de Prodi hace tan sólo 10 días los terroristas auguraban ataques contra el político italiano y "sus colegas europeos", a quienes el grupo anarquista que reivindica los ataques -la Federación Anárquica Informal- consideran máximos representantes del "nuevo orden europeo" que dicen combatir.

Los investigadores italianos vinculan a este grupo con anarquistas españoles, especialmente con la Célula contra el Capital, la Cárcel, los Carceleros y sus Celdas, Las cinco C, que en los últimos años ha realizado atentados contra intereses españoles en Italia y periodistas, en apoyo a las "reivindicaciones" de los presos sometidos en España al régimen especial. Aunque tienen implantación en España, se considera que su líder es Claudio Lavazza, que cumple 148 años de prisión por asesinar en Córdoba a dos policías locales durante un robo a una oficina bancaria en 1996.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS