Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves destaca que 'Crónica de un sueño' recoge "la pasión de un pueblo por su libertad"

Felipe González rememora la transición en Sevilla junto a otros protagonistas de la época

Felipe González, Manuel Chaves, José Rodríguez de la Borbolla, Luis Uruñuela, Miguel Ángel Pino y Sánchez Gordillo son algunos de los políticos andaluces que ayer en Sevilla subieron a la máquina del tiempo. Ellos, y otros muchos que, como ellos, lucharon por la democracia entre 1973 y 1983, se reunieron en la presentación de un libro y una exposición de los que son protagonistas. Las fotografías de Pablo Juliá, redactor gráfico de EL PAÍS, y los textos de periodistas que vivieron esa década integran Crónica de un sueño. Memoria de la transición democrática en Sevilla. "Este libro recoge la pasión de un pueblo por conseguir su libertad", aseguró Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía.

Manuel Chaves, uno de los jóvenes que lucharon por conseguir la democracia durante los años de la transición, pronunció ayer un largo y sentido discurso ante muchos de los que, junto a él, protagonizaron una década primordial para Andalucía: 1973-1983.

En primera fila del atiborrado salón de actos de Caja San Fernando, donde se celebró la presentación del libro, estaba el que en aquellos años se llamaba Isidoro y luego fue Felipe González, el presidente del primer Gobierno socialista tras la dictadura franquista. El acto parecía una de esas reuniones de antiguos alumnos en las que todos son saludos.

"Hay tres figuras que simbolizan la dignidad y el compromiso personal en aquella década. Son dos presidentes de la Junta, Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla, y el ministro Manuel Clavero Arévalo", aseguró Chaves.

"El libro se ocupa también de un importante desafío que se consiguió entonces: la transformación radical de la Sevilla cerrada y recalcitrante en una ciudad democrática y comprometida con su libertad. Es un buen documento para conocer cómo la Sevilla plural y progresistas comenzó a vencer esa desigual batalla", añadió el presidente Andaluz.

"Para mí Crónica de un sueño es un relato a través de fotografías en blanco y negro que comienza antes de la muerte de Franco, incluye las grandes manifestaciones preautonómicas y termina con la consolidación de la democracia en todo el país", comenta Pablo Juliá.

La exposición, que podrá verse en la sede de Caja San Fernando hasta el 3 de enero, presenta una selección de 43 de las más de un centenar de fotografías que se incluyen en el libro Crónica de un sueño. Memoria de la transición democrática en Sevilla. Las instantáneas de la exposición están firmadas todas por Juliá excepto una en la que Eduardo Saborido aparece a su llegada a la estación de Sevilla. Esta imagen, que procede del archivo de CC OO, es de José Julio Ruiz.

"Para mí, la fotografía más emotiva es una del 20 de noviembre de 1975 en la que aparezco junto a Manuel Chaves -la hice en automático- que está escribiendo un panfleto", comenta Juliá. Ese día, había muerto Francisco Franco y los dos amigos redactaban un manifiesto por el fallecimiento del dictador. Juliá destaca también instantáneas como la de Felipe González y Paco el Malagueño, o las multitudinarias manifestaciones para reivindicar la autonomía andaluza del 4 de diciembre de 1977.

La publicación, editada por Juan de Dios Mellado, suma a las fotografías de Juliá otras del Archivo Histórico de CC OO, de la Fototeca Municipal y del Archivo de la Diputación. El libro, que han patrocinado la Diputación sevillana y la Fundación Caja San Fernando, incluye textos de periodistas que vivieron esa década como Santiago Sánchez Traver, Pilar del Río, Juan Teba, Enrique García, Pepe Fernández, Mercedes de Pablos e Ignacio Camacho.

"Es importante mantener viva la memoria de esos años para, así, consolidar la democracia", aseguró ayer Luis Navarrete, presidente de la Diputación de Sevilla.

Para el presidente Caja San Fernando Alfredo Pérez Cano, recordó también que se trató de un "doble proceso de cambio". "Pasamos de la dictadura, a la democracia y de un estado centralista, a un estado de las autonomías", dijo Pérez Cano.

Por su parte, Juan de Dios Mellado, felicitó a todos los que han participado en el proyecto. "Con esto demostramos que desde aquí también se pueden hacer las cosas bien. Ya es hora de que nosotros escribamos nuestra propia historia y que nadie tenga que venir a escribírnosla", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 2003