Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CLÁSICOS DEL SIGLO XX (2)

Un hombre elegante

Tiene algo de simbólico que un escritor inglés destacado por su elegancia hubiera nacido en París en 1874, cuando esta ciudad era la capital mundial de la cultura y la moda. William Somerset Maugham fue el sexto y último hijo de un abogado de la Embajada británica y, antes de quedar huérfano a los diez años y regresar a Inglaterra, aprendió a manejar el francés con soltura.

Su tío, el vicario de Whitstable, fue a partir de entonces el encargado de su educación. Maugham estudió primero en la King's School, en Canterbury, y tras pasar un año en la Universidad de Heidelberg ingresó en la escuela médica de St. Thomas, donde se graduó como doctor en 1897. Ese mismo año publica su primera novela, Liza de Lambeth, basada en su experiencia como obstetra. El libro cosecha un moderado éxito y Maugham decide abandonar la medicina para dedicarse profesionalmente a la literatura. En 1903 se estrena su primera obra teatral, Un hombre honorable, y cinco años después llega la definitiva consagración como dramaturgo: Maugham tiene cuatro obras en la cartelera londinense al mismo tiempo.

Durante la Primera Guerra Mundial trabajó como agente secreto para el servicio de inteligencia británico. En 1915 aparece Servidumbre humana, libro en buena medida autobiográfico que le confirma como novelista de gran talento, y al terminar el conflicto publica La luna y seis peniques, narración basada en la vida de Paul Gauguin.

El sentido de la vida

A lo largo de la década de los veinte, Maugham termina algunas de sus obras teatrales de mayor éxito, como El círculo o La esposa constante, y publica su famoso relato Lluvia, que luego sería adaptado a los escenarios.

En 1929, Maugham se establece en la Costa Azul junto a su secretario Gerald Haxton tras haber viajado por medio mundo, desde México hasta la Micronesia, pasando por España, Rusia o China. Un año después aparece Cakes and Ale, la semblanza de un famoso novelista que la crítica ha interpretado como una caricatura de Thomas Hardy o Hugh Walpole. En 1944, el escritor publica su obra más conocida, El filo de la navaja, novela en la que relata la historia de un joven estadounidense, veterano de la Primera Guerra Mundial, que intenta encontrar el sentido de la vida.

Seis años antes, Maugham había publicado Recapitulación, que junto con Cuadernos de un escritor, de 1949, permite entrever la filosofía vital y literaria del escritor. El 16 de diciembre de 1965 murió en Niza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de octubre de 2003