LA POSGUERRA DE IRAK

La ONU detecta uranio enriquecido en Irán

Inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dependiente de la ONU, han detectado por segunda vez vestigios de uranio altamente enriquecido en Irán, según la agencia Reuters. El material, analizado en la sede de Viena, procede de los depósitos de las instalaciones eléctricas de Kalaye, en el sur de Teherán.

Melissa Fleming, portavoz del OIEA en Viena, se negó a confirmar la noticia, alegando que se trata de una "filtración" de asuntos "altamente confidenciales". Otras fuentes diplomáticas señalan que los nuevos datos proceden de pruebas tomadas por los inspectores en la primera quincena de agosto. El resultado de los análisis está aún pendiente.

De confirmarse oficialmente, el descubrimiento de uranio enriquecido en Kalaye podría agravar seriamente la presión internacional sobre Irán, que ya se encuentra en la mira de la agencia atómica de la ONU, bajo sospecha de intentar fabricar armas nucleares. En particular EE UU sostiene esta tesis. El pasado 12 de septiembre, la Junta de Gobernadores del OIEA impuso a Teherán un ultimátum hasta el 31 de octubre para que contribuya a disipar todas las dudas respecto a su programa nuclear y acepte inspecciones ilimitadas. De no cumplir el plazo, Irán podría ser sometido a sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

Las autoridades iraníes reiteran que el nuevo desarrollo de su sector nuclear tiene como único objetivo generar energía eléctrica.La desconfianza de los inspectores de la ONU surgió principalmente a raíz de una primera localización de otras huellas de uranio enriquecido, apto para arsenal nuclear, en las instalaciones de Natanz, a 250 kilómetros de la capital iraní. Irán sostuvo que se trataba de "contaminación" de material importado del exterior. El nuevo hallazgo en Kalaye podría contradecir estas declaraciones. El próximo equipo de inspectores del OIEA viajará a territorio iraní este fin de semana.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS