Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El granizo ocasiona daños millonarios en cultivos de la Costera y la Vall d'Albaida

Los cultivos de La Costera y de la Vall d'Albaida se llevaron la peor parte de las tormentas con granizo del martes. Pocos días después de que las organizaciones agrarias realizaran un balance provisional del daño que el calor y las tormentas han causado en el campo, nuevas cifras se añaden a la cuenta. Ayer, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) cifró en una primera estimación los daños en los cítricos de La Costera en 40 millones de euros. La organización explicó que el granizo caído en la tarde del martes ha afectado a 7.000 hectáreas de Montesa y Vallada y provocó defoliaciones y daños en la madera que afectarán a producciones futuras. Olivos, frutales y hortalizas también se vieron dañados por las inclemencias meteorológicas. En la Vall d'Albaida el granizo perjudicó los cultivos de secano. La Unión de Cooperativas Agrarias (Uteco) estimó en 2,3 millones de daños en esta comarca. La Unió de Llauradors evitó cifrar las pérdidas en estas comarcas pero dio por perdida la campaña citrícola en Vallada y Montesa. La organización agraria, a excepción de estos puntos, valoró en general las lluvias para los cultivos. La Unió reclamó una "reunión urgente" con la consejera de Agricultura, Gemma Amor, para analizar las pérdidas en el campo valenciano por la extrema meteorología de este verano.

Los alcaldes de Vallada y Montesa, por su parte, anunciaron ayer que solicitarán la catalogación de zona catastrófica para sus municipios en declaraciones recogidas por la Agencia Efe. La tormenta, aseguraron, ocasionó pérdidas en el 100% de las cosechas, y dañó viviendas y empresas. Ayer las tormentas se sucedieron a lo largo del territorio, aunque sin cusar daños notables. Dos trombas de agua inundaron por momentos algunas zonas de Gandia y Sax.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 2003