Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE, condenada por no informar con objetividad sobre la huelga general

La Audiencia Nacional considera que la cadena vulneró el derecho de libertad sindical

La Audiencia Nacional ha condenado a Televisión Española por vulneración de los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical, a raíz de la demanda presentada por Comisiones Obreras por presunta manipulación informativa en los telediarios durante la huelga general del 20 de junio de 2002. La sentencia considera que no se establecieron mecanismos de control "y criterios objetivos" para la distribución de tiempos, espacios y contenidos. Argumenta que la noticia difundida sobre la encuesta del CIS omitió las cuestiones que beneficiaban a los convocantes.

La sentencia, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, condena a Televisión Española a emitir en todos los telediarios de un día (sin precisar cuándo) una información completa sobre su contenido. RTVE anunció ayer que planteará recurso. "No tenemos la obligación de ejecutarla hasta que sea firme", aseguró una portavoz del ente público. El equipo jurídico de CC OO consideró, sin embargo, que en el caso de que la empresa plantee recurso "no se paraliza su ejecución", explicó Rómulo Silva, secretario de comunicación e imagen de la Federación de Comunicación y Transporte de CC OO.

Silva calificó de "histórica" la sentencia. "Deja en evidencia al director de informativos de TVE, Alfredo Urdaci, por cuanto que el Tribunal considera probado que ha vulnerado dos derechos fundamentales y que la información sobre la huelga general no sólo no fue veraz, ni plural ni independiente, sino que ocultó noticias".

La sentencia estima que las pruebas presentadas por la televisión estatal han pretendido introducir "una polémica estéril" sobre tiempos de emisión y contenidos concretos de la programación. Recuerda que el Estatuto de RTVE reconoce el derecho de acceso a los medios de comunicación estatales (TVE y RNE) de los grupos sociales y políticos más significativos. Este acceso, que debería ser fijado por el Consejo de Administración de RTVE y el director general, atiende a criterios objetivos, como la representación parlamentaria o la implantación social. Sin embargo, antes de la convocatoria oficial del paro no se establecieron "los mecanismos de control y criterios objetivos de distribución de tiempos, espacios y contenidos" que prevé el Estatuto.

Encuesta del CIS

En la demanda, presentada el 21 de marzo, el sindicato entendió que el Telediario 2, dirigido y presentado por Urdaci, ocasionó un grave daño a la actividad de difusión, publicidad e información veraz de los objetivos del paro. La demanda iba acompañada de los vídeos de los telediarios emitidos por la televisión estatal y por un estudio sobre el reparto de tiempos a las distintas fuerzas políticas y sociales. En opinión del sindicato, TVE diseño y desplegó "una auténtica campaña de propaganda y manipulación informativa". Como ejemplo, aportaba la información difundida por TVE sobre la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre la opinión de los españoles ante la huelga general.

La sentencia pone de manifiesto que no se emitieron los resultados que, supuestamente, tendían a perjudicar al Gobierno y a favorecer la postura de los sindicatos. Especifica que se ocultó que el 50% de los encuestados se habían mostrado de acuerdo o muy de acuerdo con la convocatoria, que la mayoría consideraba que los sindicatos habían hecho más esfuerzos que el Gobierno por evitarla, que el 54% creía que había muchos o bastantes motivos para convocarla y que el 64,3% había manifestado no tener temor ante la huelga o poco temor en el 22% de los encuestados. En cambio, sí difundió que el 54% de la población no iría a la huelga y que el 34% la secundaría.

Precisa la sentencia que TVE no aportó una justificación objetiva y razonable, "suficientemente probada", de las medidas adoptadas y de su proporcionalidad para evitar la lesión del derecho de huelga y libertad sindical, en su vertiente del derecho a la información veraz, neutral, y objetiva, publicidad y difusión de lo objetivos de la misma.

La sentencia del Tribunal de la Sala de lo Social, compuesto por los magistrados Pablo Burgos de Andrés (presidente y ponente), José Ramón Fernández Otero y Daniel Basterra Montserrat, rechaza la alegación del abogado de la cadena y establece que los servicios informativos de TVE dependen del ente público.

Urdaci, en el punto de mira

Las denuncias de "manipulación" informativa en Televisión Española se encadenan cada mes en las habituales sesiones de la Comisión de Control de RTVE. Los partidos de la oposición, con el PSOE e IU a la cabeza, han reclamado insistentemente la destitución del director de informativos de la cadena estatal, Alfredo Urdaci. Las peticiones se multiplicaron a raíz de la cobertura de la catástrofe del Prestige y de las manifestaciones contra la guerra de Irak. En el primer caso, los propios trabajadores de TVE-Galicia denunciaron "censura, manipulación y ocultación informativa".

A estas acusaciones se ha unido el autodenominado Comité Antimanipulación, integrado por más de medio millar de trabajadores de TVE. En el último de los 17 informes remitidos al consejo de administración del ente y a la presidenta de la Comisión de Control del Congreso, este colectivo se hace eco de la "manipulación" sobre el regreso de los soldados españoles en Um Qasar (Irak), al ocultar las protestas de los familiares que esperaban a las tropas en puerto. También critica la información ofrecida sobre la salida de 1.300 soldados hacia Irak. El Telediario 2 afirmó que "el Gobierno cumple con ese envío con el espíritu y la letra de la Resolución 1.483 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas".

En el Congreso, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado varias iniciativas reclamando al Gobierno la destitución de Urdaci. El secretario de organización del PSOE, José Blanco, exigió ayer "la inmediata e irrevocable" dimisión del jefe de informativos. Consideró "histórica" esta sentencia, al ser la primera vez que se condena a TVE por "censura y manipulación informativa". En su opinión, el texto contiene una exigencia explícita para que TVE respete los principios de pluralismo, veracidad e imparcialidad.

"Urdaci no puede seguir siendo ni un minuto más director de informativos. Tiene que dimitir o ser destituido inmediatamente", dijo el portavoz socialista en la Comisión de Control Parlamentario, Máximo Díaz-Cano.

Izquierda Unida, que se unió a esta petición, solicitó la comparecencia del director general de RTVE, José Antonio Sánchez, en el Congreso para que exponga las medida que piensa adoptar a fin de evitar "que tengan que ser los tribunales los que rectifiquen una conducta permanente de manipulación".

El portavoz del Partido Popular, Alejandro Ballestero, subrayó que la sentencia no es firme y su ejecución está en suspenso. Defendió la trayectoria de Urdaci y criticó al principal partido de la oposición por "arremeter" contra el jefe de los servicios informativos de la cadena pública. "Ya querrían ellos la trayectoria de Urdaci para cualquiera de los directores de informativos de TVE en la etapa socialista", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de julio de 2003

Más información