Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Europa pone a TVE como ejemplo de manipulación informativa

El organismo, del que forman parte más de 40 países europeos, recomienda un servicio público de radiodifusión "independiente"

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, una organización internacional que reúne a 45 países entre los que se encuentra España, ha citado a Televisión Española como ejemplo de influencia del poder político en la radiodifusión pública por la condena de la Audiencia Nacional con motivo de la cobertura de la huelga general del 20 de junio de 2002.

En una recomendación en la que se apuesta por un servicio público de radiodifusión "independiente y fuerte", el Consejo asegura que "la manipulación de la información bajo la influencia política llevó a la condena sin precedentes de TVE por su cobertura de la huelga general que se celebró en España en junio de 2002". Esta cita se incluye en uno de los puntos del texto aprobado por el Consejo, en el que se asegura que en Europa Occidental "el servicio público de radiodifusión se enfrenta a presiones políticas".

El texto aprobado dice que "en Grecia, Italia, Portugal y España, situaciones varias definidas como 'clientelismo político', 'paternalismo estatal' y partitocracia han impedido la completa emancipación de los servicios de radiodifusión pública del control político directo".

Además del caso español, el Consejo recuerda que "la BBC fue atacada por el Gobierno británico por su cobertura de la guerra de Irak". En el caso italiano, la recomendación señala que la politización de la RAI, que está causada por el reparto único de sus tres canales entre los principales partidos políticos, se ha agravado con el gobierno actual".

En su recomendación, el Consejo insta a los gobiernos a "abstenerse de toda injerencia en la independencia editorial y la autonomía institucional de los radiodifusores públicos".