Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aduanas decomisa 4.100 kilos de cocaína en dos barcos en alta mar

Los aduaneros de la Agencia Tributaria se han incautado de 4.100 kilos de cocaína tras el abordaje de dos barcos en aguas internacionales del océano Atlántico. La mayor parte de la droga iba en las bodegas de una reacondicionada torpedera alemana de la Segunda Guerra Mundial, cuyo asalto fue apoyado por los buques de la Armada británica HMS Cumberland y Wave Knight. El barco se dirigía a las costas gallegas, donde estaban preparadas varias planeadoras para desestibar la droga aspirable.

El asalto de la torpedera Cork, con pabellón de Honduras, fue llevado a cabo a las 21.00 del jueves por agentes de Vigilancia Aduanera a unas 420 millas al suroeste de Vigo. La rápida acción de los funcionarios al abordaje sorprendió a los ocho tripulantes del barco (siete griegos y un dominicano, capitán del navío), que se rindieron.

La operación, coordinada por la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, contó con el apoyo de los servicios aduaneros británicos, la fragata de la Royal Navy HMS Cumberland y otros medios aeronavales británicos y españoles. El barco, de 42 metros de eslora y capaz de navegar a más de 25 nudos, ocultaba en los catres de la tripulación (obligada a dormir en el puente) 3.600 kilos de cocaína colombiana que iban a ser desembarcados en España mediante lanchas rápidas, si bien una parte estaba destinada al Reino Unido. La torpedera está siendo escoltada hasta el puerto de Vigo, adonde se espera su llegada en la mañana de hoy.

Abordaje de un velero

La otra operación, dirigida como la anterior por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, fue ejecutada sobre las cuatro de la mañana de ayer. El Petrel, buque insignia de la Agencia Tributaria, acechó y abordó a 220 millas al oeste de las Azores al velero de pabellón francés Goana, de 15,6 metros de eslora.

El sloop estaba tripulado únicamente por un ciudadano francés y otro brasileño. Había zarpado hace unos cinco días de aguas caribeñas y se dirigía, según informó ayer el Ministerio de Hacienda, "a Europa, a un destino pendiente de determinar". El velero escondía unos 500 kilos de cocaína. Ayer fue remolcado en dirección al puerto de Las Palmas, al que llegará previsiblemente el jueves que viene. Allí será amarrado junto a los cargueros Archangelos, apresado en 1995 con 2.600 kilos de cocaína, y el Privilege, asaltado en 2000 ante la sospecha, luego infundada, de que llevaba a bordo 10 toneladas de cocaína.

Ésta es la segunda mayor aprehensión efectuada por Vigilancia Aduanera desde que el 10 de julio de 1999 apresó el Tammsaare con 7.620 kilos de cocaína. Sólo en esta semana, entre las dos operaciones citadas y la requisa de 1.750 kilos de la citada droga en un contenedor estibado en Santurce (Vizcaya), se han decomisado cerca de seis toneladas de cocaína.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2003