Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los amigos de Francisco García Lorca retratan al hermano oculto del poeta

La Residencia de Estudiantes reúne documentos familiares sobre el crítico y diplomático

Un centenar de cuadros, dibujos, documentos, libros y fotografías recogen la biografía de Francisco García Lorca (Fuentevaqueros, 1902-Madrid, 1976), eclipsado por su hermano Federico, que aparece como poeta, crítico literario, diplomático en Túnez, Egipto y Bélgica y profesor universitario en Estados Unidos durante el exilio. La Huerta de San Vicente, de Granada, y la Residencia de Estudiantes, de Madrid, han preparado una exposición para conmemorar el centenario de su nacimiento, con los testimonios de sus amigos y la relación con artistas e intelectuales.

Los materiales originales que forman la exposición Francisco García Lorca, 1902-1976 provienen de la familia García-Lorca de los Ríos y la Fundación Federico García Lorca, con sede en la Residencia de Estudiantes, de Madrid (Pinar, 23, www.residencia.csic.es). El montaje ya se presentó en la Huerta de San Vicente y en la Residencia se abre al público mañana y hasta el 20 de abril.

Los hermanos Federico, Concha, Francisco e Isabel García Lorca están unidos por Granada, la Guerra Civil, la tragedia, el exilio y la cultura de la República. "Los familiares cuentan que Concha y Federico eran los más alegres y Francisco una mezcla de alegre y muy reservado. Francisco es poco conocido, en la sombra, por la proyección de su hermano, pero es un personaje atractivo, un gran poeta, cosmopolita, que vive la bohemia parisiense y tiene reconocimiento en el exilio académico de Estados Unidos", declara el historiador Juan Pérez de Ayala, comisario de la exposición.

Laura García-Lorca, hija de Francisco, directora de la Huerta de San Vicente, interviene en la organización y selección de las piezas expuestas. Trae para la inauguración la edición de la poesía de su padre, publicada por la Diputación de Granada, una novedad al estar perdida la edición de 1984 de la Editora Nacional. Formaba parte de los papeles que dejó al morir. Junto a la poesía del exilio, una novela inacabada, Romance en 15 días al lado del mar; el ensayo Federico y su mundo, que apareció en Alianza en 1980, y otros inéditos, como Relojes, que aparece en la exposición y en el catálogo.

Bohemia parisiense

Un retrato de Francisco (Paco y Paquito, en familia) de Manuel Ángeles Ortiz, fechado en 1924, abre los primeros años de Granada, desde su nacimiento, junto a otros retratos de Federico por Barradas. Durante este tiempo, escribe poesía antes de su hermano (dedicado a la música), estudia Derecho en Granada y prepara el doctorado en la Residencia de Estudiantes. Los años de formación se prolongan hasta 1930, en Madrid y París, donde conoce la bohemia artística, con Joaquín Peinado, Manuel Ángeles Ortiz, Hernando Viñes, Luis Buñuel. Con becas de la Junta para la ampliación de estudios, realiza cursos en Burdeos y Toulouse. Con Federico, pone en marcha la revista Gallo (1928), de la que se publican dos números, y decide hacer oposiciones al Cuerpo Diplomático.

La carrera diplomática abarca desde 1930 a 1939, con destinos en Túnez, El Cairo (donde se entera de los asesinatos de Federico y de su cuñado Manuel Fernández Montesinos, alcalde de Granada, casado con Concha), Barcelona y Bruselas. La siguiente etapa es la de profesor universitario y su exilio en Nueva York, entre 1939 y 1957, donde trabaja en la Universidad de Columbia como lector de literatura española del siglo XIX y literatura comparada, con cursos en México y Cuba. Publica un ensayo sobre el teatro de Federico, prepara la edición crítica de la obra de su hermano y aparece Ángel Ganivet. Su idea del hombre, en Losada. Su familia logra salir de España y se reúnen en Nueva York, donde se casa en 1942 con Laura de los Ríos Giner, hija de Fernando de los Ríos. La amistad con Esteban Vicente aparece en la exposición con un collage, como ocurre con otros artistas, como Dalí (un putrefacto titulado El Napoleón, dedicado en 1925 "a Paquito con muchas ganas de ternerlo aquí"), José Guerrero, Antonio Rodríguez Luna, Arturo Souto, José Caballero y Cristóbal Ruiz.

La última parte está dedicada a su trabajo como escritor y crítico literario, a partir de la redacción de Federico y su mundo, que será editada tras su muerte por Mario Hernández, sus viajes a España, como ocurrió con De Garcilaso a Lorca, por Claudio Guillén, y la publicación de De fray Luis de León a san Juan. La escondida senda. El montaje termina con un retrato por su hija Gloria García-Lorca, de 1978.

Juan Pérez de Ayala, experto en Lorca y en las generaciones del 14 y el 27, declara que los artistas presentan un personaje desconocido que contribuyó a difundir y estudiar las claves familiares y populares de Federico. El catálogo, junto a la reproducción de las obras expuestas, contiene ensayos de Manuel Fernández Montesinos, Mario Hernández y Andrés Soria Olmedo, además de una cronología de Juan Pérez de Ayala, con numerosas fotografías, y una breve antología con textos de Francisco García Lorca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2003