Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | La posición de México y Chile

Irán e Irak intercambian a los últimos presos de guerra

Los Gobiernos de Bagdad y Teherán parecen finalmente dispuestos a cerrar el sangriento capítulo del conflicto que les enfrentó entre 1980 y 1988. El Ministerio de Exteriores iraquí anunció ayer la liberación por Irán de los últimos prisioneros de guerra iraquíes, 941 según el comunicado. Por su parte, Irak, que hace años que asegura haber liberado a todos los prisioneros iraníes en su poder, sacará de la cárcel a 349 presos comunes de esa nacionalidad.

El acuerdo se alcanzó el miércoles por la noche en Ammán, donde desde hace varios meses ambos países se reunían bajo la mediación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). "Aunque parezca un tema secundario en un momento de tensión como el actual, el asunto de los prisioneros constituye una herida abierta en muchas familias iraquíes", manifestaba recientemente a esta enviada el portavoz del CICR en Bagdad, Roland Huguenin.

Huguenin se refería en particular a la situación de las esposas de soldados desaparecidos. "Como carecemos de acceso a los campos de detención en Irán, no podemos asegurar si sus maridos siguen vivos o han muerto", manifestaba. "Al cabo de cierto número de años, las mujeres pueden pedir legalmente un certificado de viudedad, pero siempre les queda la duda". Este portavoz daba por buena la versión iraquí de que ya no había prisioneros de guerra iraníes en su territorio.

Huguenin, que ayer no pudo ser localizado para confirmar el anuncio, cifró entonces en "miles" los prisioneros de guerra iraquíes en Irán. Nunca ha estado claro cuántos soldados de uno y otro bando fueron hechos prisioneros en una guerra que dejó al menos un millón de muertos y heridos.

Según el comunicado iraquí, Irán iba a entregar a los hombres en su poder a lo largo del día de ayer. Irak se comprometió a liberar a los iraníes entre el lunes y el martes próximos. El último intercambio se llevó a cabo en enero de 2002.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de marzo de 2003