AMENAZA DE GUERRA | Los esfuerzos diplomáticos

Los seis países indecisos buscan una tercera vía en el Consejo de Seguridad

"Nuestra idea es parecida a la francesa, pero con plazos más cortos", dice un diplomático

Seis de los 10 países no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -Guinea, Angola, Camerún, México, Chile y Pakistán- tratan de buscar una tercera vía. En una reunión mantenida el sábado, varios de ellos expresaron su malestar por las presiones que están ejerciendo los cinco países permanentes para captar el voto a favor de dos posiciones antagónicas: la de Estados Unidos, que con el apoyo de Reino Unido y España abre el camino a la guerra, y la de Francia, que con el respaldo de Alemania, Rusia y China propone continuar las inspecciones.

Más información

Varios de estos países consideran que el grupo de los seis podría presentar una propuesta-puente. No consideran seria la propuesta enmendada de EE UU, Reino Unido y España. "No creemos en los milagros. Y, sobre todo, no se trata de buscar un pretexto para iniciar la guerra, sino conseguir el desarme", dijo un diplomático que asistió a la reunión. Estos países tampoco estiman que la propuesta de París haya afinado los plazos. "Si usted quiere, nuestra idea es muy parecida a la francesa, pero con plazos más cortos", añadió.

Uno de ellos sugirió que se enumeraran los principales capítulos pendientes del desarme de Irak y se evaluara cuánto tiempo exigiría acometer la tarea. Si bien el jefe de los inspectores, el sueco Hans Blix, habló de meses, quizá sería una buena idea analizar con él capítulo a capítulo y pedirle, de manera informal, una valoración del tiempo.

El ministro guineano de Exteriores, Hadja Mahawa Bangoura, mantuvo el sábado, entrada ya la tarde, un encuentro privado con Blix, quien le resumió el estado de los trabajos. Blix tiene listo el informe más amplio -aquel que surge del mandato de la resolución 1.284 que creó Unmovi y por la cual él mismo fue nombrado presidente por el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan-, y que en principio debía entregar a finales de marzo. Este texto contiene un análisis, punto por punto, de la situación de armas en Irak. Hace algunas semanas, en contactos informales, Blix había dicho que los trabajos podían rendir frutos, de mantenerse la actual cooperación de Irak, en mayo o junio.

El jefe de los inspectores, según ha trascendido, recomendó al ministro guineano que también se pusiera en contacto con el embajador del Reino Unido ante Naciones Unidas, Jeremy Greenstock. "Él está recibiendo diferente tipo de sugerencias, de modo que también le interesa hablar con él", dijo Blix al ministro, según una fuente informada. Fuentes diplomáticas dijeron que el embajador Greenstock parece trabajar más por cuenta del primer ministro Tony Blair en esta recolección de sugerencias que en nombre de la coalición entre el Reino Unido y Estados Unidos.

Los contactos diplomáticos continúan. El presidente George W. Bush habló el viernes con el presidente de Chile, Ricardo Lagos, para conseguir su apoyo a la propuesta estadounidense. Este contacto es la continuación de una reunión bilateral que mantuvo el secretario de Estado, Colin Powell, con la ministra de Relaciones Exteriores de Chile, Soledad Alvear. El presidente chileno, según ha revelado él mismo, dijo a Bush que el plazo "dejaba muy poco espacio", pero que, en todo caso, la iniciativa sería estudiada cuidadosamente por el Gobierno chileno. "Debe haber más transparencia sobre cuáles son las exigencias que se le hacen a Irak", añadió Lagos. Otras fuentes diplomáticas aseguraron que el viernes, el presidente del Gobierno español, José María Aznar, mantuvo su primera conversación telefónica con Lagos.

Precisamente el embajador de Chile ante la ONU, Juan Gabriel Valdés, ya advirtió en el Consejo de Seguridad de que la nueva propuesta de resolución de EE UU, Reino Unido y España era confusa al no establecer claramente lo que se esperaba de Irak, algo que, por otra parte, sería imposible de conseguir en tan pocos días. "Hay más posibilidad de que el Consejo de Seguridad consiga una cita con Julia Roberts que algún resultado en caso de aprobarse la nueva resolución", dijo a sus colegas Cristián Maquieira, embajador alterno de Chile ante la ONU.

En el grupo de los seis, por otra parte, se ha considerado la posibilidad de solicitar al secretario general de la ONU, Kofi Annan, que vaya preparando un viaje, como último recurso, a Irak con el objetivo de entrevistarse con Sadam Husein, tal como ocurrió en 1991, cuando Javier Pérez de Cuéllar se trasladó a Bagdad poco antes del comienzo de la guerra, a mediados de febrero de aquel año. Incluso se piensa que Annan podría ir acompañado por una delegación de miembros del Consejo.

Los franceses, por su parte, mantienen la tensión. El presidente Jacques Chirac ha intentado comunicarse en las últimas horas con el presidente chileno. Fuentes diplomáticas dijeron que Chirac está llevando a la práctica la idea expuesta por su canciller, Dominique de Villepin, y pretende que sean los jefes de Estado y de Gobierno los que estén presentes en el Consejo el día de la votación.

Estos movimientos diplomático del grupo de los seis son seguidos especialmente por la Administración de Bush. Toda posibilidad de que la propuesta de resolución de EE UU salga adelante depende de que logre atraerse al menos a cinco de este grupo y que Francia, Rusia o China renuncien a su derecho a veto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de marzo de 2003.

Lo más visto en...

Top 50