Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La filial argentina del SCH perdió 353,1 millones de euros en 2002

El Banco Río, filial del Santander Central Hispano en Argentina, perdió 353,1 millones de euros durante 2002, de acuerdo al balance que la entidad presentó en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires el lunes pasado.

La devaluación de la moneda local, el peso, pasó factura a la banca en Argentina, y los resultados de la filial del SCH, que posee una cuota de mercado del 10%, se situaron dentro del marco de fuertes pérdidas que afecta a todo el sector financiero.

El Banco Río puso en marcha un plan de reestructuración que ha supuesto el cierre de 59 sucursales, sobre un total de 268 que poseía en ese país, y la reducción de su plantilla en un 17%, de 4.900 a 3.600 empleados, a través de bajas voluntarias. Los bancos privados han cerrado 233 sucursales desde que se desató en Argentina el temporal de la crisis económica, a finales de 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 2003