Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | El debate en España

Zapatero exige que el presidente vaya al Congreso a explicar "su verdadera intención" sobre Irak

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, exigió ayer que vuelva a comparecer en el Congreso "de manera inmediata" el presidente del Gobierno, José María Aznar, al que acusó de haber ocultado en el Parlamento "sus verdaderas intenciones" respecto al conflicto con Irak. Según el líder de la oposición, Aznar ha demostrado en su entrevista con el presidente estadounidense, George W. Bush, en Tejas cuál era su "verdadera intención" en el conflicto, que a su juicio es la de "ponerse en primera línea de apoyo a Bush, rompiendo el consenso europeo", informa Efe.

En declaraciones a los periodistas antes de ponerse a la cabecera de la manifestación convocada ayer en Madrid por la plataforma Nunca Máis, el líder socialista acusó a Aznar de haber actuado con "una enorme irresponsabilidad" ante un posible ataque militar a Irak. "Aznar no ha escuchado la voz de la ciudadanía española". Zapatero lamentó que el presidente del Gobierno haya optado por ponerse "en primera línea de una posición belicista, sin argumentos, sin razones y sin credibilidad", e instó a Aznar a explicar en la Cámara "lo que no explicó la semana pasada", en alusión a una segunda resolución de la ONU, "que sin duda alguna está pensada para abrir un ataque militar".

Preguntado por la posibilidad de que el Gobierno ceda el uso de las bases de utilización conjunta para una intervención militar en Irak, Zapatero precisó que se trata de un escenario "prematuro", e insistió en que debe ser el Parlamento el lugar donde el jefe del Ejecutivo aclare "qué quiso decir cuando afirmó que iba a luchar codo con codo contra el terrorismo internacional y por desarmar a Sadam Husein".

"Obligación democrática"

Según el líder socialista, Aznar pronunció esas palabras "en un clima claramente de intención de provocar un ataque", y aseveró que acudir al Congreso es para Aznar una "obligación democrática", ya que la posición que ha mantenido en EE UU ha sido "totalmente distinta de la que mantuvo la semana pasada".

El dirigente del PSOE concluyó que tras las manifestaciones del presidente del Gobierno en Tejas "mucha gente comprenderá por qué no dimos el respaldo a la propuesta del PP", y aseguró que los socialistas "sabíamos lo que había detrás, y ayer se demostró".

Por su parte, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, pidió la dimisión de Aznar por considerar que no representa a la mayoría de los españoles y porque se ha convertido "en un delegado de EE UU a favor de la guerra", informa Efe.

Los líderes de CC OO y de UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, respectivamente, también criticaron la actitud de Aznar en EE UU. Méndez la calificó de "muy negativa" y Fidalgo aseguró que con su voto "no se va a producir una guerra que rompe el derecho internacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de febrero de 2003