Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno navarro dictará un laudo obligatorio para acabar con el paro de ambulancias

El Gobierno navarro designará a un especialista en Derecho Laboral de reconocido prestigio para que resuelva definitivamente el conflicto abierto por la huelga de los trabajadores de ambulancias, que dura ya 36 días. Fracasado en la madrugada de ayer el último intento negociador entre patronal y huelguistas, bajo la mediación de la consejería de Trabajo, el Ejecutivo foral ha iniciado el expediente para que un laudo arbitral de obligado cumplimiento y eficacia de convenio colectivo solucione el paro.

Los sindicatos exigieron de forma inmediata que el laudo sirva para rescindir los conciertos con las dos empresas mayoritarias del sector que, en su opinión, están bloqueando el acuerdo.

José María Roig, director general navarro de Trabajo, confirmó que ha propuesto al Gabinete regionalista que se revise la viabilidad de los actuales conciertos con las empresas de ambulancias, cuyo montante económico (5,1 millones de euros) no puede cubrir las demandas salariales de los 232 trabajadores en huelga. La última ronda negociadora fracasó por serias discrepancias en el reparto de los 661.000 euros que el Ejecutivo de Miguel Sanz puso sobre la mesa.

Pretensión "vergonzosa"

El comité de huelga (integrado por UGT, CCOO, ELA y LAB) y los secretarios regionales de UGT, Juan Antonio Cabrero, y CCOO, José María Molinero, expresaron su indignación por la postura de la patronal Aenat, mayoritaria en el sector, de quedarse con parte de esos fondos destinados a mejorar los salarios. Molinero consideró "vergonzosa" la pretensión empresarial.

Las dos empresas mayoritarias del sector en Navarra (Azul y Baztán-Bidasoa, que suman el 65% de los trabajadores) ofrecieron a sus empleados un aumento de 141 euros brutos en quince pagas, y una subida equivalente al IPC para 2004 y 2005, muy lejos de los 250 euros mensuales que, según los cálculos sindicales, permitiría alcanzar la ayuda de la Administración.

UGT y CCOO criticaron a Aenat al estimar que pretende "quedarse con parte del dinero ofrecido por el Gobierno foral a los trabajadores", que podría convertirse en una mejora salarial anual de 3.000 euros por trabajador. Ambas centrales pidieron al Ejecutivo regionalista que rescinda el concierto firmado con ambas dos empresas, y que concluye en 2008, por el incumplimiento de los servicios mínimos programados durante el paro, una circunstancia forzada por los propios huelguistas, que sólo han atendido las urgencias.

La asamblea de trabajadores, informada ayer sobre el laudo arbitral, decidió mantener su protesta. Los sindicatos acatan la medida, aunque siguen defendiendo la validez y "dignidad" del preacuerdo laboral alcanzado hace días con la patronal minoritaria Aeman. Los salarios medios del sector suman actualmente 691 euros mensuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de febrero de 2003