Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar impedirá por ley que las comunidades paguen distintas pensiones no contributivas

El presidente dice que no quiere que "se haga ninguna subasta con los pensionistas"

El Consejo de Ministros aprobará este viernes un anteproyecto de ley para obligar a que las pensiones no contributivas sean iguales en toda España. El Gobierno responde así al Tribunal Constitucional, que ha sentenciado a favor de que las comunidades autónomas puedan complementar de forma unilateral estas prestaciones que reciben 486.000 personas. Andalucía, País Vasco, Cataluña, Baleares y La Rioja ya habían puesto en marcha o anunciado su voluntad de complementar esas pensiones. José María Aznar tildó esa iniciativa de "subasta con los pensionistas"

"Para mí todos los españoles tienen los mismos derechos y no hay ciudadanos de primera y de segunda", aseguró ayer el presidente del Gobierno, José María Aznar, en la Junta Directiva Nacional del PP. Era su preámbulo para anunciar que este viernes el Gobierno aprobará una ley para impedir que las autonomías complementen las pensiones no contributivas, que son las más bajas del sistema.

Las pensiones no contributivas las cobran 486.000 personas, o mayores de 65 años o minusválidas, que no han cotizado a la Seguridad Social o no han alcanzado el periodo mínimo de 15 años para acceder a las prestaciones contributivas, y cuyos ingresos estén por debajo de los 3.762 euros para este año. Su cuantía para este año es de 286,92 euros al mes, por 14 pagas, que suman una renta anual de 3.762,78 euros.

"El sistema de pensiones es clave en la solidaridad entre españoles de distintas regiones y de distintas generaciones. Para mí, todos los españoles tienen los mismos derechos y no hay ciudadanos de primera y de segunda", argumentó el presidente del Ejecutivo. Aunque Aznar sólo anunció una ley que igualará las pensiones no contributivas en todo el terrirorio nacional, extendió su criterio igualitario a todos los pensionistas, "vivan donde vivan". Esta decisión, a su juicio, es "una apuesta nítida por la igualdad, la solidaridad y la cohesión".

No fue ésta la interpretación del PSOE, que en palabras de Jordi Sevilla, portavoz de Economía, preguntó a Aznar por qué su interés es igualar a la baja a los que menos ganan, en vez de a éstos al alza y a la baja a los más ricos. La polémica se abrió cuando la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE, decidió en 1999 abonar una paga por una sola vez de 56,3 euros a los 109.000 personas que perciben las pensiones no contributivas en esa comunidad. Una medida que piensa repetir en 2003, con una paga de 73,8 euros, después de conocer la sentencia del Tribunal Constitucional que avala esa decisión de 1999.

Los socialistas mantienen que el legislador no puede modificar la jurisprudencia ya sentada por el Constitucional, según el ex ministro de Trabajo socialista Juan Antonio Griñan. La sentencia, de diciembre, asegura que aunque los beneficiarios de esas pensiones están en el ámbito protector de la Seguridad Social "nada impediría, desde la perspectiva de la legitimidad constitucional, que las comunidades autónomas con competencia en materia de asistencia social otorgasen ayudas de esta naturaleza". El alto Tribunal resalta que se trata de ayudas de "carácter complementario" y se abonan a cargo de los presupuestos autonómicos, por lo que "no interfieren ni quebrantan el régimen económico unitario de la Seguridad Social".

A Aznar esto no le ha gustado. "Aprobaremos un proyecto de ley que dejará bien sentado que las pensiones no contributivas son las mismas para todos los españoles, sin diferencias y sin privilegios". Aseguró que el PP "no puede aceptar ninguna subasta de pensiones no contributivas entre diferentes territorios, porque de esa puja, de esa subasta, sólo saldrán perdiendo los pensionistas de las regiones menos favorecidas". Aznar obvió que una de las autonomías que ha ofrecido este tipo de complemento es La Rioja, gobernada por el PP: Había anunciado que complementará en 2003 esas pensiones no contributivas con una paga única de 100 euros. Ya no podrá hacerlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de febrero de 2003