AMENAZA DE GUERRA | El desafío de Corea

EE UU detecta actividad en una central nuclear de Corea del Norte

Inquietud en la ONU por los posibles usos militares del plutonio

Satélites estadounidenses han detectado movimientos durante el mes de enero en la central nuclear de Yongbion (Corea del Norte), lo que podría indicar que el Gobierno de Pyongyang se está preparando para producir armas nucleares. Los sistemas de vigilancia han registrado cómo algunos camiones cubiertos estaban siendo cargados en las instalaciones donde se almacenan las barras de combustible usado.

Más información

Estas barras, de las que se estima que hay 8.000 unidades, pueden ser utilizadas, una vez procesadas, para fabricar armas atómicas. La información fue publicada inicialmente ayer por el diario The New York Times. Los satélites han detectado también un incremento en el número de personas que trabajan en el complejo y labores de mantenimiento en las carreteras.

Estos movimientos, sin embargo, no son totalmente inesperados, ya que Corea del Norte dijo que pondría en marcha la central de Yongbion para paliar la falta de energía eléctrica que sufre el país desde que a finales del año pasado EE UU y sus aliados, incluidos Japón y Corea del Sur, suspendieron el envío de combustible. Esta iniciativa llevó a Pyongyang a expulsar del país a los inspectores del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), dependiente de la ONU, y abandonar el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP). Según Washington, Corea del Norte admitió en octubre que había mantenido activo su programa de desarrollo nuclear, lo que infringía el acuerdo de 1994 por el que recibía ayuda a cambio de paralizarlo.

Mohamed el Baradei, director del OIEA, mostró ayer su inquietud y aseguró que si los informes son ciertos, el país asiático podría producir "una cantidad significativa" de plutonio con destino militar en menos de seis meses. "Sería preocupante para todos", manifestó, "si arrancan la planta de reprocesamiento ". El Baradei aseguró que va a recomendar al Consejo de Seguridad de la ONU que afronte la crisis norcoreana. Pyongyang ha advertido repetidas veces de que el enfrentamiento es una cuestión que debe dirimir con Washington, y ha dicho que consideraría una declaración de guerra cualquier tipo de sanciones económicas.

El OIEA tiene que fijar todavía la fecha de la reunión de emergencia que mantendrá su órgano de gobierno sobre la crisis. El Baradei pretende que sea el próximo 12 de febrero, dos días antes de que informe al Consejo de Seguridad sobre las inspecciones en Irak. Algunos países han mostrado su reticencia a que se trate la cuestión norcoreana en el Consejo mientras no existan garantías de que no se propondrán sanciones económicas contra Corea. Ari Fleischer, portavoz de la Casa Blanca, declinó ayer comentar la información sobre los movimientos en la central de Yongbion, pero advirtió a Pyongyang de que no diera "otro paso provocativo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de enero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50