Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cámaras de Comercio prevén un crecimiento del 2,1% este año

Las entidades creen posible una "ligera mejoría" económica

Las tres cámaras de Comercio vascas no son optimistas sobre la evolución de la economía a lo largo de este año. Calculan que el crecimiento será casi medio punto inferior al del conjunto de España y se quedará en el 2,1%. La inversión bajará aún más con respecto a 2002 y se generará entre 7.000 y 10.000 empleos, frente a los 26.000 del pasado ejercicio. Pese a ello se espera una "ligera mejoría" en 2003.

Los presidentes de las cámaras realizaron ayer un balance del reciente ejercicio, en el que han constatado que la desaceleración económica en Euskadi ha sido "más acusada" que en el resto de España y rondará el 1,8%. En la industria, a falta de los resultados definitivos del último trimestre, se prevé que en 2002 el crecimiento será de sólo el 1%.

El informe concluye que el consumo no se ha recuperado en 2002 y la inversión "apenas modifica su débil trayectoria". El comercio exterior registró un descenso del 2,4% entre enero y septiembre pasados y sólo Guipúzcoa consiguió más exportaciones, con un 3,6% de aumento, frente al 8,5% de caída en Álava y el 2,9% en Vizcaya.

Para el ejercicio recién iniciado, los tres responsables de las cámaras del País Vasco -Ignacio Echeberria, de la de Bilbao; Josu de Lapatza de la alavesa y José María Echarri de la de Guipúzcoa- señalaron que las expectativas "no son excesivamente halagüeñas" debido a las incertidumbres internacionales. "La economía vasca depende muchísimo del exterior, más que la de España", comentaron.

El cálculo de las cámaras es que Euskadi finalice este año con un crecimiento económico del 2,1%, un punto menos que el pronosticado por el Gobierno y dos por encima de la previsión de la patronal Confebask, que habla de un 1,9%.

Muestra empresarial

Dicho porcentaje sitúa a la comunidad autónoma en un término medio entre las estimaciones para el conjunto de España (el 2,5%), y de Europa, donde se prevé un 1,6% de alza. "El sector industrial, aun con escasa fortaleza, se reforzará ligeramente, con un sector servicios que perderá algo de empuje y el sector de construcción que reducirá apreciablemente su avance", apuntan las cámaras.

Las tres entidades reflejan cierto optimismo en función de la muestra que han realizado en 1.325 empresas vascas. "El 42% pensaba que 2002 iba a ser peor y ese porcentaje, referido a 2003, ha bajado al 10%. La perspectiva del empresario es menos mala que hace un año", subrayaron, antes de admitir que, junto a Bélgica, los empresarios vascos son los únicos pesimistas en Europa sobre la evolución de la economía en este ejercicio. A ello unieron el "cambio de signo" evidenciado en los últimos meses de 2002 , con un aumento de las exportaciones de un 4,5%.

Pero las inversiones empresariales disminuirán respecto a los niveles de 2002, cuando ya hubo un fuerte recorte sobre 2001. Apenas el 16% de las empresas encuestadas por las cámaras prevé aumentar sus inversiones, lo que supone la tercera parte que hace dos años. En cuanto al trabajo, pese a esperarse la creación de menos empleos, se calcula que la tasa de paro baje al 7 o el 7,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de enero de 2003