Seis afectados por el síndrome de Ardystil han desarrollado tumores

Un informe de Sanidad confirma las secuelas de la enfermedad

El síndrome Ardystil ha derivado en la formación de tumores que afectan ya a seis personas que padecieron la fibrosis pulmonar. Este dato forma parte del estudio epidemiológico de Sanidad. Se trata de un efecto secundario de la enfermedad que en 1992 provocó la muerte de seis personas y lesiones pulmonares a cerca de un centenar de trabajadores de la aerografía textil en Cocentaina y Alcoi.

Los tumores que padecen seis de los 79 afectados por el síndrome Ardystil son de testículo, pulmón y cabeza. Su detección la recoge el informe epidemiológico iniciado a petición de los afectados que denunciaron una serie de efectos secundarios y malformaciones congénitas en los últimos años entre el colectivo.

La portavoz de la asociación de afectados, Amparo Pascual, lamentó que este informe no concluya hasta el próximo mes de mayo, por lo que no podrá ser utilizado en el juicio que por la vía penal dará comienzo el próximo 4 de febrero. Pascual dijo que este informe puede convertirse en "un arma decisiva para los afectados que decidan iniciar un proceso por la vía civil a fin de poder recibir indemnizaciones".

Tras once años de instrucción comenzará el juicio en los juzgados de Benalúa de Alicante, cuyo salón de actos es el único espacio que reúne las condiciones para albergar a los más de cien implicados en el proceso un delito contra la seguridad e higiene en el trabajo en el sector de la aerografía textil que en 1992 provocó un centenar de afectados por fibrosis pulmonar y 6 víctimas mortales. Se prevén 35 sesiones y que Juana Llacer, propietaria de Ardystil, sea la primera en sentarse en el banquillo de los acusados, el 6 de febrero. Los afectados, reunidos anoche, acordaron asistir en grupo a esta sesión.

En el banquillo se sentarán, además de los 16 imputados (los responsables de las multinacionales químicas Bayer, Ici y Solvay, los propietarios de las aerografías en los que se desarrolló el síndrome Ardystil y el Inspector de Trabajo que no levantó acta ante las condiciones laborales que desencadenaron el síndrome), 108 testigos. Las jornadas del juicio se prolongarán hasta el 11 de abril. El 19 de febrero está prevista la comparecencia de los representantes de Bayer Hispania Industrial, a la que seguirán Solvay e Ici sobre los que recaería la responsabilidad civil subsidiaria.

Además participarán en el proceso 32 letrados y decenas de peritos. Entre estos últimos está el representante de Instituto Nacional de Toxicología, Rafael Cabrera Bonet, que prestará declaración a través de videoconferencia sobre la situación de los trabajadores de Ardystil, de la empresa y las condiciones que desencadenaron el síndrome.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los afectados criticaron muy duramente que este testimonio, del que tomará buena nota el tribunal "no se realice cara a cara ante el juez"

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS