Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de José Hierro quiere recuperar la obra dispersa del poeta

Poemas esparcidos y regalados a quien le venía en gana, cuadros, dibujos, alguna novela inédita... Los restos de la obra de José Hierro, poeta fallecido en Madrid el pasado día 21, están desperdigados y la familia quiere reunirlos. "Hay mucha gente que se está portando maravillosamente bien con nosotros y que nos ofrecen cosas que Pepe les había regalado o hecho expresamente, y que nosotros no teníamos ni idea de que existían", decía ayer Angelines Torres, su viuda.

"Nos gustaría ver todo lo que fue dejando para valorar si merece la pena que se publique algo o no", asegura. Y de entre todo, a la viuda de Hierro le gustaría saber dónde fue a parar una novela que el poeta escribió en los años cuarenta, durante la época en la que estuvo en la cárcel por defender a familiares suyos republicanos y que perdieron hace años porque, al parecer, Hierro la presentó a un premio.

Por dar una pista, Angelines recuerda que se la dejó en Santander a Joaquín Entrambasaguas. "Sus herederos quizá sepan algo", apunta la viuda. En su casa y localizado queda muy poco. "Aquí no hay nada ya. Todo lo que quiso publicar lo publicó, lo último han sido los poemas que se cruzó con Joaquín Sabina", asegura.

Cenizas a la mar

Después de Reyes, la familia, la viuda, sus cuatro hijos, sus yernos y nueras, y sus cuatro nietas, irán a Santander con las cenizas del poeta. "Parte de ellas las tiraremos al mar, aunque él no dijo nunca lo que teníamos que hacer, sé que le le hubiera gustado, por ese cariño que le tenía al Cantábrico. Otra parte la dejaremos depositada en el Pabellón de Hombres Ilustres de Cantabria", afirma la viuda. "Así todos quedan contentos, sobre todo mis nietas, que tienen muchas ganas de que descanse en el mar".

Todo se ha puesto en marcha en la ciudad cántabra y en la región, donde el poeta pasó su infancia y juventud, desde que su familia se trasladara al norte cuando él tenía dos años, en 1924. Se ha formado una comisión para consagrar el año 2003 a Hierro, con varios proyectos de actos y homenajes. "Queremos que haya un conjunto de actividades que abarquen todo el año y que comprendan actos institucionales, que serán la parte más insignificante, hasta una macroexposición que dé a conocer su faceta de artista plástico", asegura José Antonio Cagigas, consejero de Cultura del Gobierno cántabro.

Cagigas, que aseguró que se estudiará la creación de una fundación con el nombre del poeta, dijo que alentarán la publicación de la obra del autor de Cuaderno de Nueva York, "para hacerla llegar al mayor número de cántabros posible". Igualmente anunció que quieren dar el nombre del poeta a la biblioteca que se está construyendo en la ciudad, junto al puerto.

El Ayuntamiento de Santander rindió ayer homenaje en un pleno al artista. "Fue un santanderino de devoción y de corazón", aseguran en una nota pública, y se acordó por unanimidad erigir en la ciudad un monumento al poeta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de diciembre de 2002