Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Signos

El bautizo de la Generación del 27

Granada conmemora con una gran exposición el 75º aniversario del homenaje a Góngora

El origen de la Generación del 27 está en un acto de celebración del gusto por la vida. El homenaje a Luis de Góngora con motivo del tercer centenario de su muerte reunió en 1927 en el Ateneo de Sevilla a un grupo de poetas que intentaban darse a conocer. Una exposición celebra en Granada el 75º aniversario de este peculiar bautizo.

La Generación del 27, la generación poética española más importante del siglo XX, no nació de sesudas tertulias de jóvenes escritores ávidos de cambiar el mundo con sus versos. No. Nació de una juerga: la que durante varios días organizaron en Sevilla Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda y Federico García Lorca, entre otros, aprovechando una invitación del Ateneo para conmemorar el 300º aniversario de la muerte de Luis de Góngora. Aquel encuentro, que fue auspiciado económicamente por el torero Ignacio Sánchez Mejías, dio origen al grupo del que salieron los nombres más universales del siglo pasado. Ahora, 75 años después de aquella "juerga", la casa-museo de Federico García Lorca en Fuente Vaqueros (Granada), rememora con una gran exposición la importancia de aquellos días.

Era diciembre de 1927. Un grupo de jóvenes que tenían como nexo común la convivencia en la Residencia de Estudiantes, de Madrid quería reinvindicar el valor de la poesía clásica y a uno de sus representantes entonces más olvidados, Luis de Góngora y Argote (Córdoba, 1561-1627), cerril enemigo poético y personal de Francisco de Quevedo. El Ateneo sevillano tenía previsto celebrar un ciclo de conferencias sobre el autor de Soledades. Ignacio Sánchez Mejías, torero de una vastísima cultura, vio el momento propicio para que sus jovencísimos amigos poetas de Madrid visitaran Sevilla y, de paso, hicieran públicas sus ideas poéticas. Decidió invitarlos a todos al viaje y a la estancia.

Fue así como los nombres de Lorca, Alberti, Alonso, Vicente Aleixandre, Cernuda, Manuel Altolaguirre o Gerardo Diego salieron a la luz. Fueron aquellas lecturas poéticas de la obra de cada uno de ellos -a Lorca le llegó a tirar el público del Ateneo pañuelos y chaquetas, como si fuera un torero, después de oír los versos del aún inédito Romancero gitano- las que hicieron ver que había una nueva corriente poética en España de vivísima imaginación y tremendas inquietudes. Era la Generación del 27.

Centenares de documentos relacionados con aquellos días de diciembre en Sevilla serán mostrados a partir de hoy en la casa-museo de Fuente Vaqueros. Su director, Juan de Loxa, anuncia, además, la presencia, en los próximos tres meses, de conferenciantes expertos en aquel movimiento y algunas intervenciones jugosas, como la de Liberto Rabal, nieto de Paco Rabal, que ofrecerá películas inéditas filmadas por su abuelo con Dámaso Alonso, o la de Maya Smerdou Altolaguirre, sobrina del poeta y editor, que ofrecerá documentos absolutamente inéditos.

La muestra, que se llama Viva Sevilla (Poetas alrededor de un torero), se compone de cartas, manuscritos, poemas inéditos y todas las publicaciones (revistas, periódicos...) que hicieron referencia a la reunión de Sevilla, en donde la diversión de los poetas, su alegría de vivir, fue el eje central. Aún se recuerda la capacidad que tuvo Dámaso Alonso de recitar de memoria más de mil versos de Góngora o las juergas que, al anochecer, se celebraban en la finca de cualquier ganadero. Fueron aquellos días de fiesta y poesía los que sirvieron también para que se conociesen personalmente García Lorca y Cernuda, quienes establecerían una profunda amistad.

"Aquella reunión en Sevilla fue un cachondeo", dice De Loxa, "pero un cachondeo en el sentido de diversión y alegría, de ahí el título de Viva Sevilla". Además de fotografías, manuscritos, partituras musicales, libros dedicados, poemas inéditos y cartas desconocidas, la casa-museo muestra también la interrelación que se estableció entre los poetas de la Generación del 27 y las ideas esenciales que los agruparon y que dieron origen a un pensamiento que fue destrozado en la Guerra Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de diciembre de 2002