Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
 

Joan Colom obtiene el Premio Nacional de Fotografía

El artista confía en que ahora podrá exhibir su obra nueva

El fotógrafo Joan Colom (Barcelona, 1921) ha obtenido el Premio Nacional de Fotografía, dotado con 15.025 euros, que otorga el Ministerio de Educación y Cultura. Colom, conocido por las fotografías que realizó a principios de los sesenta en el barrio chino de Barcelona, en su mayoría con cámara oculta, se mantiene activo y confía en que este galardón le permita mostrar en condiciones sus últimos trabajos.

"Estoy tan sorprendido que aún me pregunto si todo esto es verdad", comentaba ayer un satisfecho Joan Colom que se define a sí mismo como "un fotógrafo amateur de toda la vida". "Hace 45 años que practico la fotografía y aún hoy no salgo a la calle sin mi cámara", explica. "Mi tema es el ser humano, y en cierta manera me considero notario de una época".

El premio le ha sido concedido por "su original y radical aportación a la fotografía española desde una óptica eminentemente personal y fotográfica, universalizando lo local". El jurado, presidido por el director general de Bellas Artes, Joaquín Puig de la Bellacasa, estaba integrado, además, por Toni Catany, Paloma Castellanos, Chema Conesa, Ignacio González, Manuel Laguillo y Darío Villalba.

La fotografía de Joan Colom era prácticamente desconocida para el gran público hasta que en 1999 el Museo Nacional de Arte de Cataluña organizó una exposición sobre su obra, en la que recuperó las fotografías que realizó entre 1958 y 1960 en el barrio chino de Barcelona con cámara oculta. Estas imágenes se publicaron en su día en la editorial Lumen, en un libro con el texto de Camilo José Cela Izas, rabizas y colipoterras.

Si esta exposición y su catálogo sirvieron para reivindicar la figura de Colom entre las nuevas generaciones, ahora el fotógrafo confía en que el premio le permitirá mostrar sus últimos trabajos, mucho más abundantes de los de su etapa histórica, y en los que utiliza el color. "Sólo se conoce lo de los años sesenta, pero nunca he dejado la fotografía. Soy sin duda el mayor coleccionista de mi obra. Quisiera poder mostrar en condiciones todo lo que he hecho en esta última etapa, y lo que aún espero hacer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de noviembre de 2002