Polanco defiende en el corazón de Manhattan la fuerza del español

El Spanish Institute de Nueva York concede su medalla de oro al empresario español

"El español será pronto la lengua materna de uno de cada cuatro estadounidenses", afirmó Jesús de Polanco, presidente del Grupo PRISA, "y eso aumentará la riqueza cultural y espiritual de toda la comunidad de habla hispana. A esa espléndida realidad he dedicado toda mi vida". El empresario de la edición y la comunicación pronunció esas palabras el miércoles por la noche en la gala anual del Spanish Institute, una institución neoyorquina que galardonó a Jesús de Polanco, al ejecutivo publicitario Leopoldo Rodés y a Evelyn Lauder, vicepresidenta de la firma de cosméticos Estée Lauder, por su contribución al entendimiento entre España y Estados Unidos.

"La duración de mi vida me ha permitido presenciar el enorme progreso de la lengua española en EE UU"
"El Spanish Institute es un puente entre dos países, y esperamos que siga siéndolo"

El Spanish Institute, una institución privada sin ánimo de lucro, concede anualmente sus medallas de oro durante una cena de gala en el hotel Plaza de Nueva York. Anteriores galardonados fueron el príncipe Felipe de Borbón, el doctor Valentín Fuster, el músico Plácido Domingo y el ex alcalde de Barcelona Pasqual Maragall.

"El Spanish Institute es un puente entre dos países, y esperamos que siga siéndolo", dijo la infanta Pilar de Borbón, hermana del rey Juan Carlos, al abrir la ceremonia. El presidente de la institución, el doctor y perfumista Fernando Aleu, hizo un juego de palabras para presentar a Jesús de Polanco, y opinó que no era coincidencia que su grupo de comunicación, al que pertenece EL PAÍS, se llamara PRISA. "Jesús de Polanco es un hombre que siempre ha tenido prisa", dijo. "Fundó en 1959 la Editorial Santillana. Cuando la prensa española estaba en estado de coma, fundó el diario de más difusión en España, y ha tenido grandes iniciativas en radio y televisión", explicó.

De Polanco pronunció un breve discurso de agradecimiento en inglés y destacó la fuerza "del idioma de Shakespeare". "Un español", bromeó, "es alguien que se pasa la vida aprendiendo inglés". Se puso a sí mismo como ejemplo de ello, pero subrayó que nunca había tenido dudas sobre "mi identidad española". "La duración de mi vida me ha permitido presenciar el espectacular progreso de la lengua y la cultura españolas en este gran país, Estados Unidos", dijo.

"Soy sólo un empresario que ha dedicado su vida a promover la industria de la cultura y de los medios de comunicación en los más de veinte países que hablan español", siguió. "Preveía el crecimiento del mercado de habla hispana, en España y en el extranjero, pero mi predicción se quedó corta: ha sido superada por la realidad. El español será pronto la lengua materna de uno de cada cuatro estadounidenses", aseguró, "y eso aumentará la riqueza cultural y espiritual de toda la comunidad de habla hispana. A esa espléndida realidad he dedicado toda mi vida".

En la gala de este año del Spanish Institute también fue premiado el empresario Leopoldo Rodés, máximo ejecutivo de la sociedad publicitaria Media Planning, que ejerció un papel protagonista en la organización de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 y en la reconstrucción del Liceo. Ahora, Leopoldo Rodés quiere cooperar en la recuperación del extremo sur de Manhattan, devastado por los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Media Planning instalará sus oficinas neoyorquinas en los edificios que en el futuro se alcen sobre el actual solar de la zona cero.

"Creo que el Spanish Institute ha rebajado su nivel de exigencia al premiarme también a mí", ironizó Rodés al dar las gracias por la medalla, "pero en Nueva York he pasado los mejores momentos de mi vida y también los más difíciles, y siempre me ha gustado esta ciudad".

Evelyn Lauder, vicepresidenta de la firma de cosméticos Estée Lauder y creadora de la Fundación para la Investigación del Cáncer de Mama, recordó los orígenes europeos de su familia para destacar la pluralidad cultural de Estados Unidos, "un país cuya libertad y tolerancia permiten disfrutar de distintas lenguas y culturas".

A la cena celebrada en el hotel Plaza de Manhattan asistió una abundante representación del mundo de las finanzas, la cultura, la diplomacia y la moda en España y en Estados Unidos.

Los premiados compartieron la velada con el periodista y académico Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo PRISA; con el empresario mexicano Plácido Arango, el cardiólogo Valentín Fuster y el crítico de arte Robert Hughes; los diplomáticos Javier Rupérez, embajador de España en Estados Unidos; Inocencio Arias, embajador ante la ONU; Emilio Cassinello, cónsul en Nueva York, y Richard Gardner, ex embajador de Estados Unidos en Madrid; Marjorie Bloomberg, hermana del alcalde de Nueva York y comisionada de la ciudad ante la ONU; Esther Koplovitz; Juan Villalonga, ex presidente de Telefónica; Karenna Gore, hija del ex vicepresidente Al Gore; los diseñadores Carolina Herrera y Óscar de la Renta; Nati Abascal y Julián Zugazagoitia, director del Museo del Barrio, una institución dedicada a la cultura hispánica en Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de noviembre de 2002.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50