Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército de Colombia combate para conquistar el oeste de Medellín

Ocho muertos en los enfrentamientos entre soldados y los guerrilleros

Más un millar de soldados y policías irrumpieron en la madrugada de ayer con apoyo de helicópteros y aviones de la Fuerza Aérea en la Comuna 13, un barrio marginal del oeste de Medellín (dos millones de habitantes). El presidente colombiano, Álvaro Uribe, ordenó la reconquista de una zona convertida desde hace meses en campo de batalla entre guerrilleros y paramilitares. Los primeros combates se cobraron oficialmente ocho muertos.

La nueva toma de Medellín se desencadenó por aire y por tierra. Al mediodía de ayer, mientras la aterrorizada población pedía un alto el fuego, el general Mario Montoya, comandante de la IV Brigada del Ejército y jefe de la llamada Operación Orión, invitaba a los vecinos a permanecer en sus casas. "No hemos consolidado las posiciones ni hemos terminado los allanamientos", dijo Montoya, quien aseguró que los guerrilleros y los paramilitares obligan a hombres y mujeres a servir de escudos humanos. En la madrugada de hoy (hora española) fuentes oficiales confirmaron la muerte de tres guerrilleros, tres militares, un policía y un joven de 17 años. Los heridos de bala ascendían a 22, entre ellos varios niños.

La Comuna 13 de Medellín vive desde hace meses en medio del fuego cruzado. El frente José María Alzate de las Autodefensas del Magdalena Medio (paramilitares) libra una guerra a muerte allí con una alianza guerrillera formada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los llamados Comandos Armados del Pueblo.

Las milicias aparecieron en las barriadas de Medellín a mediados de los años noventa e impusieron su ley en los sectores más deprimidos de la ciudad. Hace poco más de un año, los paramilitares comenzaron una cruzada para desterrar a la guerrilla antes de que termine 2002. Las autodefensas de extrema derecha controlan ya un 70% del territorio en disputa.

En el último año, más de 400 personas han muerto en la Comuna 13. El pasado lunes, tras el asesinato de un policía que prestaba vigilancia en el lugar, murieron dos universitarios durante una operación de seguridad.

El pasado 21 de mayo se produjo una operación militar similar a la de ayer con un dispositivo también similar. Hombres y mujeres se encaramaron a terrazas y tejados con trapos blancos suplicando un alto el fuego . Nueve personas murieron ese día en la Comuna 13.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de octubre de 2002