Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España tuvo en 2000 un déficit del 0,6% del PIB, el doble de lo anunciado por el Gobierno

Bruselas certifica las cuentas públicas de 2001 con un saldo negativo del 0,1% del PIB

La Oficina Estadística Comunitaria (Eurostat) ha certificado que las administraciones públicas españolas cerraron el año 2001 con un saldo negativo del 0,1% del PIB, según anunció ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso. Aunque en principio el Gobierno aseguró que se había logrado un déficit cero, ahora Hacienda señala que el 0,1% "supone un equilibrio presupuestario técnico". La revisión ha sido más amplia en el año 2000. En este caso, Eurostat eleva al 0,6% del PIB el déficit que Montoro situó en el 0,3%.

Eurostat ha corregido al alza en los dos últimos años las cifras que Hacienda le ha presentado como balance de las administraciones públicas (Estado, Seguridad Social, comunidades autónomas y ayuntamientos). En el año 2001, el ministro de Hacienda anunció a bombo y platillo que se había logrado el déficit cero "por primera vez en nuestro país desde la llegada de la democracia".

La Oficina Estadística de la UE ha situado en el 0,1% del PIB el saldo negativo, lo que para Montoro significa "equilibrio presupuestario técnico". La diferencia entre los ingresos y gastos públicos se situó en 813 millones de euros. El déficit cero está previsto para 2002 y también para 2003, según figura en los Presupuestos Generales del Estado presentados a finales de septiembre.

El desfase es más importante en las cuentas del año 2000. Frente a un déficit del 0,3% del Producto Interior Bruto (PIB) inicialmente anunciado por el ministro, Eurostat lo eleva al doble, hasta el 0,6% del PIB. La diferencia entre ingresos y gastos se sitúa ahora en 3.681 millones de euros, frente a los 2.067 que se señalaron al cierre del ejercicio.

Según Hacienda, las diferencias se encuentran en las cuentas presentadas por las comunidades autónomas y por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) relativas a prejubilaciones en empresas en pérdidas.

La Oficina de Contabilidad Europea confirmó que la Deuda Pública española ha reducido su peso desde el 60,5% del PIB en 2000 al 57,1% en 2001, con lo que continúa el proceso de descenso iniciado en 1996.

Respecto de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2003, el Consejo Económico y Social (CES) emitió ayer un dictamen que vuelve a ser crítico con la "inadecuada técnica legislativa" que utiliza el Gobierno. El CES se queja de que la addenda enviada con posterioridad le impide, por falta de tiempo, valorar reformas "tan relevantes" como la nueva tasa del AVE, de la Ley de Edificación o la que regula las Telecomunicaciones.

El Consejo Económico y Social pone también reparos a la exigencia de responsabilidad al consumidor por el impago del IVA en las ventas por Internet. El CES sí respalda la rebaja del IVA para compresas y tampones, aunque pide una regulación "más apropiada" para los artículos sanitarios.

El CES demanda una memoria que explique el impacto económico de las nuevas tasas, ya que la ley así lo manda. Y señala que la compensación de deudas entre la Administración central y las comunidades autónomas debería hacerse "por consenso político".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de octubre de 2002