Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN ALEMANIA

El Parlamento Europeo investiga el desvío de fondos a favor de Stoiber

Una asociación del PPE usa supuestamente dinero para su campaña

Una asociación política del Partido Popular Europeo (PPE), en la que están Jacques Santer y Jaime Valdivieso, lleva meses haciendo campaña por el candidato conservador alemán Edmund Stoiber y, según eurodiputados socialistas, ha usado para ello fondos que perciben el PPE y las instalaciones de la Eurocámara en Bruselas. El Parlamento Europeo investiga este asunto, que ha creado malestar en las mismas filas del PPE, y espera el resultado de una auditoría sobre el uso de los fondos que perciben los grupos de presión.

La asociación política se llama SME-Union y está presidida por el eurodiputado austriaco popular Paul Rübig. Como copresidente figura el luxemburgués ex presidente de la Comisión Jacques Santer, y como vicepresidente, el español Jaime Valdivieso. Desde hace meses está sufragando anuncios a favor de Stoiber que se difunden en la prensa de Bruselas dedicada a asuntos europeos como European Voice o Rapporteur. Su secretaría está situada en un despacho del edificio del Parlamento Europeo en Bruselas y su teléfono y su conexión a Internet (la campaña incluye página web y mensajes electrónicos) pertenecen también a la Eurocámara.

Fuentes del Grupo Popular Europeo añaden que, además, la asociación percibe dinero de sus filas, un hecho que sería legal salvo si es empleado para apoyar campañas electorales. 'Indirectamente, por tanto, han recibido dinero del Parlamento Europeo que supuestamente es usado para hacer campaña electoral, y eso no está permitido', dice una fuente del PPE. El propio grupo parlamentario se ha negado a pagar alguna de las últimas facturas del SME.

El secretario general de la SME-Union, Gunther Fehlinger, negó ayer las acusaciones. Admite percibir dinero del PPE, pero no del grupo parlamentario. Fehlinger también afirma que se ha cambiado la sede de la asociación fuera de la Eurocámara y no por su presunta ilegalidad, sino porque el partido ha considerado que es mejor separar actividades. Lo cierto es que este periódico le localizó ayer a través de un teléfono de la Eurocámara y que en la página web sigue apareciendo ese mismo teléfono y la dirección del Parlamento junto a la nueva sede de la asociación. Fehlinger añade: 'Hacemos campaña por Stoiber sencillamente porque es mejor para Alemania y para el resto de Europa'.

El eurodiputado socialista holandés Michiel van Hulten asegura que se han utilizado fondos e instalaciones del Parlamento Europeo vulnerando las normas. Su primera denuncia data del mes de mayo. En una carta dirigida al liberal Pat Cox, presidente de la Eurocámara, el eurodiputado pidió una investigación al respecto. Cox, que preside la Eurocámara gracias a los votos del PPE, tardó tres meses en responder. En una del 27 de agosto pasado, Cox afirma haber investigado el uso de las instalaciones y haber comprobado que el teléfono y el fax utilizados por SME-Union se pagan 'fuera del presupuesto del Parlamento' y que sobre la posible provisión de fondos parlamentarios (algo habitual en los lobbies de Bruselas) dictaminará una auditoría externa.

La respuesta de Cox es absolutamente insatisfactoria para el grupo socialista. 'Es evidente que SME-Union ha recibido dinero de forma indirecta del Parlamento', decía ayer Van Hulten.

Adiós, Schröder

El eslogan de los anuncios publicados por la asociación SME-Union durante los últimos meses no deja lugar a dudas: 'Gracias, Gerhard, pero es hora de que te vayas', dicen los anuncios que han aparecido en la prensa de Bruselas dedicada a los asuntos comunitarios. Para esta asociación empresarial (sus siglas en inglés se refieren a la pequeña y mediana empresa) que se denomina independiente y forma parte del Partido Popular Europeo, el canciller alemán Schröder ha sido nefasto fundamentalmente para el mercado laboral germano. SME-Union considera, por el contrario, que la política económica del candidato conservador Edmund Stoiber y su proyecto de reforma laboral va a conseguir, como la de José María Aznar, convertir a Alemania en un país más competitivo y va a beneficiar a toda Europa. La página web de la asociación (www.sme-union.org), en plena recta final de la campaña, está encabezada por una foto de Stoiber sobre la que se lee: 'Este hombre puede hacer triunfar a las pequeñas y medianas empresas europeas y conseguir que la ampliación de Europa funcione'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de septiembre de 2002

Más información