Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acebes prosigue la 'revolución' en Interior y nombra director de la Policía al alcalde de Ávila

Confirma a Valdivielso en la Guardia Civil y prepara cambios en Delegaciones de Gobierno

El ministro del Interior, Ángel Acebes, prosigue su camino para revolucionar con aire nuevo toda la estructura asentada durante años entre los altos cargos principales de su trascendente departamento. Ayer relevó al director general de la Policía, Juan Cotino, y nombró para ese puesto al actual alcalde de Ávila, Agustín Díaz de Mera, que fue su portavoz cuando Acebes ejerció como regidor de esa capital. Acebes sólo ha confirmado en su puesto al director de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso. El ministro prepara una reestructuración en Delegaciones del Gobierno.

La mayoría de los principales cargos del Ministerio del Interior llevaban en sus puestos desde la época de Jaime Mayor Oreja, cuando el PP llegó al poder, en 1996. El anterior titular de esa cartera, Mariano Rajoy, apenas tocó esa estructura. Acebes, nombrado hace 12 días, ha sustituido a los dos secretarios de Estado, el de Seguridad y el de Inmigración, al subsecretario, pero también, tras el Consejo de Ministros de ayer, al director general de la Policía y al secretario general técnico.

El propio Rajoy, ayer tras el Consejo, admitió como lógico y normal que cada ministro opte por arroparse con su propio equipo cuando accede a ese tipo de responsabilidad. El vicepresidente no quiso asumir que esa auténtica revolución ejecutada con rapidez y por sorpresa en un departamento tan básico como Interior tenga que ver con un desgaste en la gestión de sus mandos. Algo que el PSOE ha aprovechado para destacar la inoperancia del Gobierno en asuntos tan clave como la inseguridad ciudadana o el fenómeno cada vez más desbordado de la inmigración.

Rajoy prefirió relacionar los cambios, y sobre todo la preocupación del Gobierno ahora por dotar con más medios y 20.000 plazas nuevas de policías hasta 2004, con lo que está sucediendo en otros países europeos.

El nuevo ministro del Interior, Ángel Acebes, despachó el pasado lunes con el director saliente de la Policía, Juan Cotino, que llevaba en ese cargo desde 1996, y que le pidió que le relevase en el puesto cuanto antes por cansancio y problemas familiares. Razones que ya le había planteado en su día también a Rajoy. Acebes sólo le solicitó un poco de tiempo para encontrarle relevo. Y lo fue a buscar a su tierra, entre las personas de su máxima confianza. Cuando Acebes fue durante todo un mandato alcalde de Ávila, hasta 1995, el nuevo director de la Policía era entonces su portavoz en el Ayuntamiento. Agustín Díaz de Mera se presentó ya como candidato a la alcaldía en 1999, con el apoyo de Acebes y de Feliciano Blázquez, el gran patrón político del PP en la provincia, y en contra del criterio del entonces presidente regional, Juan José Lucas. El propio Acebes, en su calidad de presidente del Comité Electoral Nacional del PP, nominó hace 10 días a Díaz de Mera otra vez como candidato a esa capital para las elecciones del 25 de mayo de 2003. Acebes entonces ya era ministro del Interior pero desconocía el hueco que se le iba a abrir en la Dirección General de la Policía.

Cuando Cotino le confirmó sus planes de retirada, Acebes volvió a pensar en su amigo Díaz de Mera. El ministro del Interior ha prometido a Cotino la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana pero ese nombramiento tendrá que esperar, probablemente, unas semanas. Acebes quiere aprovechar para remover también otras Delegaciones del Gobierno y pretende agrupar esos recambios y hacerlos todos al mismo tiempo.

El nuevo ministro del Interior se ha reunido a su vez estos días con el director general de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso, con el que mantiene una buena sintonía hace años, y le ha confirmado en su puesto, que ocupa también desde 1996. El Consejo nombró ayer como nuevo secretario general técnico de Interior a Fernando Manzanedo González, procedente del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Y no se descartan más cambios menores para el último Consejo antes del verano, el viernes 2 de agosto, o en las primeras semanas de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de julio de 2002