Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE DE LA UE EN SEVILLA

Sevilla espera 100.000 manifestantes en las protestas antiglobalización

La cumbre europea de Sevilla comienza con una ciudad que sufre severas medidas de seguridad desde hace una semana, lo que ha colapsado el tráfico de la capital y de su área metropolitana y ha alterado la vida cotidiana de los vecinos del centro. Los trastornos comenzaron hace tres semanas, pero se han agudizado a medida que se acercaba la cita de la UE al hacerse más exhaustivos los controles policiales. Para hoy está prevista la culminación del despliegue policial, que coincidirá con el inicio de la cumbre, de los actos de los grupos antiglobalización y las cuatro manifestaciones convocadas para hoy. La concentración más importante será la que organizará mañana, a partir de las 20.00, la plataforma antiglobalización, que espera reunir a más de 100.000 personas bajo el lema Contra la Europa del capital.

Tras varias semanas de preparativos, Sevilla afronta la cumbre con la resaca de la huelga general de ayer, que paralizó a buena parte de la ciudad. Si ayer se celebraron dos manifestaciones, hoy habrá, a lo largo del día, hasta cuatro: una de estudiantes europeos; otras dos de los sindicatos CNT y CGT; y una última convocada por seis sindicatos policiales.

La concentración más numerosa será mañana, una vez finalizado el Consejo Europeo, y que está organizada por el Foro Social de Sevilla, que integra a más de 60 colectivos (sindicatos, grupos feministas, ecologistas o asociaciones de vecinos, entre otros). Tras una pugna entre la Delegación del Gobierno y el Foro Social que acabó en los tribunales, ambas partes acordaron el lunes que la manifestación transcurra por la ronda histórica de Sevilla (como demandaba la plataforma antiglobalización) y terminará cerca del río (como pretendía el Gobierno, que no quería que la marcha se disolviese en una zona céntrica de la capital).

En estas tres últimas semanas, la ciudad ha sufrido las consecuencias del vallado del entorno del hotel donde se alojarán los mandatarios europeos, lo que ha causado importantes atascos en el centro de la capital. Estas restricciones fueron especialmente rigurosas el pasado viernes, cuando la Guardia Civil montó controles de tráfico en casi todas las vías de acceso a Sevilla, hecho que originó embotellamientos de varios kilómetros. El dispositivo de seguridad lo conforman 9.000 agentes, entre Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local.

Fuentes del comité organizador señalaron que ayer estaba prevista la llegada a Sevilla del presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, y de seis mandatarios europeos (Dinamarca, Bélgica, Holanda, Suecia, Grecia e Irlanda). Todos iban a llegar a la base aérea de Morón de la Frontera, a 60 kilómetros de Sevilla, por la huelga general, que afectó al aeropuerto de San Pablo. Para hoy está prevista la llegada del resto de mandatarios. El último será el primer ministro británico, Tony Blair, que llegará a Sevilla a las 13.30, según fuentes del comité organizador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de junio de 2002