Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión de Valores expedienta al BBVA por ocultar información

El organismo considera "infracción muy grave" la actuación del banco

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha abierto expediente sancionador por 'infracción muy grave' al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por haber facilitado 'datos inexactos o no veraces' o haber aportado 'información engañosa o que maliciosamente omite aspectos relevantes'. La apertura del expediente fue aprobada en la reunión del consejo de 22 de mayo y fue notificada el día 27 al juez que instruye el caso BBV, Baltasar Garzón, quien ahora deberá resolver si ordena la paralización provisional del expediente, como ya hizo con el que abrió el Banco de España.

El secretario del Consejo de la CNMV, José María Garrido García, ha notificado el expediente a Garzón porque entiende que el objeto del mismo coincide con los hechos que ya investiga el juzgado 'en relación con presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y falsedad contable' y porque el órgano regulador conoce que al ser la jurisdicción penal prioritaria, el juez ya ordenó el pasado 9 de abril la paralización de otras actuaciones administrativas del Banco de España.

El expediente, para el que se ha nombrado instructores a María Teresa de Miguel y Pedro Villegas, ha sido abierto conforme al artículo 99 ñ), que recoge las infracciones muy graves y que textualmente dice: 'El incumplimiento, por los emisores de valores, de la obligación establecida en el artículo 82 o de los requerimientos de la CNMV formulados en virtud del artículo 89, así como el suministro a la CNMV de datos inexactos o no veraces, o la aportación a la misma de información engañosa o que omita maliciosamente aspectos o datos relevantes'.

El artículo 82 de la Ley del Mercado de Valores se refiere a que todos los emisores de valores deben informar al público, en el plazo más breve posible, de 'todo hecho o decisión que pueda influir de forma sensible en la cotización de los mismos'. El artículo 89 faculta al organismo que preside Blas Calzada para que ordene a los emisores de valores que 'pongan en conocimiento inmediato del público hechos o informaciones significativas que puedan afectar a la negociación de los mismos'.

Las cuentas secretas

Se trata, sin duda de la ocultación de los datos relativos a las cuentas secretas de BBV y de los fondos de pensiones para los consejeros nutridos con dinero extracontable, es decir que no aparecían en la contabilidad del banco. Son los mismos hechos por los que abrió expediente el Banco de España, en este caso por sacar el dinero a cuentas secretas y en el otro por dar datos engañosos o no darlos en la contabilidad y también uno de los aspectos de la investigación que tramita Garzón.

El juez deberá ahora dictar una resolución en la que, previsiblemente, ordenará a la CNMV la paralización del expediente administrativo sancionador abierto, y que no podrá reanudarse hasta tanto no haya sentencia firme en la vía penal, por ser esta jurisdicción la que prevalece sobre cualquier otra.

Un portavoz del BBVA reconoció ayer la apertura del expediente por parte de la CNMV y anunció que los servicios jurídicos del banco presentarán antes de los 20 días de plazo que ha dado la CNMV para responder las alegaciones correspondientes.

La Comisión deberá valorar si la información inveraz proporcionada por el banco afecta gravemente o no al comportamiento del inversor en los mercados de valores. Las infracciones muy graves, según lo previsto en el artículo 102 de la Ley del Mercado de Valores, supondrán para el infractor la imposición de una o varias de las siguientes sanciones:

-Multa por importe no inferior al tanto, ni superior al quíntuplo, del beneficio bruto obtenido como consecuencia de los actos en los que consista la infracción.

-En caso de no ser aplicable el criterio anterior, hasta la mayor de las cantidades resultantes: el 5% de los recursos propios de la entidad infractora (los recursos propios del BBVA ascienden a 3.000 millones de euros), el 5% de los fondos totales, propios o ajenos utilizados en la infracción, o 300.500 euros.

-Suspensión o limitación del tipo o volumen de las operaciones o actividades que pueda realizar el infractor en el Mercado de Valores por plazo no superior a cinco años.

-Suspensión de la condición de miembro del mercado secundario, oficial o no, por plazo no superior a cinco años.

-Revocación de la autorización cuando se trate de empresas de servicios de inversión, entidades gestoras del Mercado de Deuda Pública o de otras entidades inscritas en los registros de la CNMV.

-Amonestación pública con publicación en el BOE.

-Separación del cargo de administración o dirección en la entidad por plazo no superior a cinco años.

-Separación del cargo de administración o dirección que ocupe el infractor en cualquier entidad financiera, con inhabilitación para ejercer cargos de administración o dirección en cualquier otra entidad de analoga naturaleza por plazo no superior a 10 años.

Primera noticia de las pérdidas ocultas

El Banco de España remitió el pasado 23 de mayo al juez Garzón un escrito en el que le informa de que el 17 de septiembre de 2001 fue la primera vez que los Servicios de Supervisión de la entidad tuvieron conocimiento de 'las operaciones especulativas que dieron lugar al pago de 47,6 millones de dólares a Crédit Suisse Financial Products'. El juez está investigando la forma en la que el BBV no reflejó las pérdidas por 100 millones de dólares que tuvo en su departamento de tesorería en el año 1993. Amelan, una de las sociedades del BBV en Jersey, realizó un pago de 47,6 millones de dólares a Crédit Suisse Financial Products, con el que enjugaron parte de las pérdidas ocasionadas por operaciones de permuta de divisas. Los datos se conocieron por las declaraciones de José Muguruza, presidente de la Comisión de Control del Consejo de Administración del BBVA, en relación con las investigaciones sobre los 37.343 millones de pesetas de ingresos extraordinarios contabilizados en 2000. Al mismo tiempo, la auditora Andersen ( antes Arthur Andersen) remitió al juez el único soporte documental que acredita las operaciones del BBV con Crédit Suisse Financial Products. Según declaró el ex presidente del BBVA Emilio Ybarra al Banco de España, 'la situación planteada por las pérdidas era conocida por el Sr. Corcóstegui, consejero y director general, con responsabilidades de Mercado de Capitales y Tesorería'. El problema fue expuesto en 1994. 'La decisión de cancelar las pérdidas con fondos de Amelan fue adoptada por Ybarra y Pedro Luis Uriarte y conocida por el señor Ampuero', según el escrito de Ybarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 2002

Más información