Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El testigo protegido, Fujimori, Montesinos y el 'caso BBV'

Nelson Rodríguez declara hoy en el Congreso de Perú sobre presuntos sobornos bancarios al ex presidente del país

El testigo protegido en la investigación del caso BBV, Nelson Rodríguez, tiene previsto testificar hoy ante el Congreso de Perú sobre presuntos sobornos de 13,4 millones de dólares al ex presidente Alberto Fujimori y a su asesor Vladimiro Montesinos, canalizados supuestamente a través de la filial del banco en Puerto Rico, Banco Bilbao Vizcaya International Investments (BBVII).

Se trata de una de las operaciones, junto a las realizadas en México y Colombia, que constituyen la denominada trama de Puerto Rico, investigada por el juez Baltasar Garzón, y que supuestamente permitió el lavado de millones de dólares y el pago de sobornos en América Latina utilizando la infraestructura del banco.

Garzón cree que 'la falta de concreción' del testimonio impide hacer imputaciones

Las acusaciones del testigo protegido incriminan a algunos directivos del BBVA

La Comisión del Congreso que investiga los alegatos de corrupción en el gobierno de Fujimori tiene asimismo previsto cuestionar al testigo sobre préstamos sin garantía por un total de 46 millones de dólares realizados por el BBVII cuya finalidad no está clara, entre los cuales se encuentran los presuntos sobornos.

El testimonio tendrá lugar a puerta cerrada, según confirmó a este periódico el portavoz de la comisión investigadora peruana. Según fuentes cercanas a la investigación y documentos a los que ha tenido acceso EL PAÍS, la cifra de 46 millones correspondería a la diferencia entre lo que el banco ha afirmado que le costó la toma final de control del Banco Continental de Perú, y lo que desembolsó mediante doce préstamos a las sociedades Platón Investments y Holding Continental, por un total de 109,1 millones de dólares, entre 1996 y 1998.

Platón Investments es una sociedad panameña cuyo capital social no supera los 10.000 dólares y que está controlada por la familia Brescia de Perú, quienes compartirían con Montesinos los movimientos y beneficios de la misma. Los Brescia son a su vez los socios al 50% del BBVA en Holding Continental, la sociedad con la que controlan la participación en Banco Continental (un 81,3% de las acciones). El BBVA afirma que dispuso de 'un máximo de 56,1 millones de dólares para incrementar su participación en el Banco Continental' (en 1995 había adquirido el 60% pagando 255,7 milllones de dólares, y posteriormente compró otro 8,57% por 31 millones de dólares). Los 56,1 millones provenían de una línea de crédito que le había concedido su filial BBVII. Sin embargo, Garzón indicó el viernes pasado que 'la falta de concreción de las declaraciones del testigo ', entre otras razones, 'hacen que la imputación actual de personas concretas, por delitos concretos, en este apartado, no sea ni viable ni factible, ni procesalmente correcta'.

Las acusaciones del testigo incriminan a algunos directivos del BBVA, entre ellos a su consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri. El banco asegura que sólo le ha dado un único préstamo a Platón Investments, en 1997, por importe de 6,6 millones de dólares para otra operación. Sin embargo, en los documentos que ahora examina el Congreso de Peru, que forman igualmente parte de la investigación en España y de la que realiza el FBI, constan préstamos a Platón Investments por un importe de 19,1 millones de dólares, es decir 12,5 millones más de los que según el banco ha concedido a esa sociedad.

El primero de los cuatro préstamos a Platón se formaliza el 17 de marzo del 97 por 6,1 millones de dólares, firmado por el entonces presidente del BBVII, José Antonio Colomer, y por el testaferro de los Brescia, Leopoldo López García, en calidad de presidente de la Junta de Directores de Platón. El 3 de octubre del 1997, el BBVII concede dos préstamos a dicha sociedad, uno de 100.000 dólares y otro de 6,3 millones de dólares, ambos firmados también por Colomer y López. El cuarto lo firman el 18 de diciembre de ese mismo año en Lima (aunque en los documentos consta Puerto Rico), por importe de 6.641.495 dólares, que es el único que el banco admite.

Este último es uno de los dos que el testigo protegido sostiene que fueron soborno. Antes de ser citado por el Congreso de Perú, Nelson Rodríguez ya había testificado ante el FBI y ante Garzón que durante la reunión en el despacho del abogado de los Brescia y Montesinos, Tomás Herrera, este llamó a Montesinos para decirle que 'el banco había cumplido'.

La conversación telefónica tuvo lugar a través de los altavoces del teléfono para que todas las partes pudieran hablar y así fue cómo Rodríguez escuchó también a Montesinos decirle a Herrera que 'el jefe' (Fujimori) quería que le ingresaran la cantidad 'en la sucursal de San Francisco del banco japonés Sumitomo Bank', porque es donde el ex presidente peruano tiene una cuenta.

El otro presunto soborno por importe total de 5,8 millones de dólares habría tenido lugar tan sólo un día antes, el 17 de diciembre, siempre según la versión del testigo, que el BBVA niega con rotundidad. Rodríguez ha testificado que el BBVII le había concedido un préstamo de 5,8 millones de dólares a Holding Continental en el que se especificaba que el dinero debía utilizarse 'para la adquisición de acciones que corresponden a Financiera San Pedro y Contidata en Perú', que son dos sociedades vinculadas a Fujimori y Montesinos, según documentos a los que ha tenido acceso este periódico.

El banco niega este extremo diciendo que 'es falso que la financiación concedida a Holding Continental se empleara para la compra de las sociedades financieras San Pedro y Contidata'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de mayo de 2002