Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA achaca a un 'error contable' los 6 millones de euros de los Montesinos en Caimán

Dos sobrinos del ex asesor de Fujimori, investigados por la Fiscalía Anticorrupción y el FBI

La Fiscalía Anticorrupción y el FBI investigan el ingreso de cinco millones de dólares en una cuenta en el BBVA en Gran Caimán de dos sobrinos de Vladimiro Montesinos, asesor del ex presidente peruano Alberto Fujimori. Según el banco, el pago fue 'un error contable'. La transferencia 'equivocada' se hizo desde una empresa cuyas iniciales coinciden con Holding Continental, la dueña del Banco Continental, que compró el BBVA en Perú. La entidad niega que sea la misma empresa y la fiscalía rastrea la operación en el marco de presuntos pagos del banco a políticos latinoamericanos.

Las iniciales de la sociedad que envió el dinero coinciden con las del banco en Lima

Hace un año y medio, los sabuesos de Brian Gibbs, el jefe de la Unidad de Investigación Financiera de Islas Caimán, investigó a fondo la sede del BBVA en Georgetown, la capital de esta roca coralina, más pequeña que la isla del Hierro (Canarias) y terreno predilecto de la banca española, en busca del tesoro oculto de Vladimiro Montesinos

Gibbs, con 30 años en la policía metropolitana de Londres y experto en lavado de dinero, interrogó a Agustín Borrás, director de la filial, y a otros directivos del banco en la isla acerca de una cuenta de dos sobrinos de Montesinos en la que habían recalado en 1998 cinco millones de dólares (5,4 millones de euros), una cantidad exagerada para dos jóvenes estudiantes universitarios en EE UU.

El rastro del botín del que fuera asesor de Fujimori se encontró después de su fuga durante un registro, en diciembre de 2000, en el domicilio de su hermana en Lima. La policía peruana descubrió en un cajón los extractos originales de una cuenta del BBVA en Gran Caimán, en la que se había ingresado la citada cantidad desde la empresa C. Holding.

Fue la primera pista que condujo hasta este paraíso fiscal en el que operan 648 bancos, entre ellos ocho españoles, y varias cajas de ahorro, en el que Montesinos ocultaba 32 millones de dólares (34,8 millones de euros), que ya han sido bloqueados. La Procuraduría peruana envió una petición de ayuda judicial a la Corte de Gran Caimán y los doce hombres de Gibbs se pusieron a trabajar.

Secreto bancario

Pese al férreo secreto bancario que impera en esta isla de 40.000 habitantes, el banco español contestó a las preguntas de Gibbs, desveló la identidad de los titulares del depósito y ofreció algunos detalles de la operación. La cuenta no pertenecía a Montesinos, sino a los hijos de su hermana. En enero de 1998 recibieron la transferencia de cinco millones de dólares en la cuenta que habían abierto en esta entidad 'para pagar sus estudios en EE UU'.

La versión del banco, publicada por EL PAÍS en agosto de 2001, señalaba que la empresa C. Holding, cliente del BBVA, tenía unos certificados de depósitos por cinco millones de dólares, y cuando vencieron se apuntaron 'por error' en la cuenta de los sobrinos de Montesinos. El extracto de ese ingreso se envió a los jóvenes en Lima y apareció al registrar la casa de su madre. 'Todo fue una lamentable equivocación', señaló entonces uno de sus directivos en Gran Caimán.

Ahora, este pago ha despertado el interés del FBI y de la Fiscalía Anticorrupción, que lo investigan en el marco de la pieza judicial abierta por Baltasar Garzón sobre presuntos pagos del banco a políticos en Latinoamérica. El BBVA mantiene su versión inicial y añade nuevos datos. Asegura que C. Holding no es Holding Continental, como sospecha la investigación de la Fiscalía y del FBI, la agencia policial norteamericana, que también ha seguido el rastro de esta operación. La sociedad Holding Continental, propietaria del Banco Continental en Perú, pertenece al cincuenta por ciento al BBVA y a la familia Brescia. Se constituyó cuando el banco español compró la citada entidad bancaria.

Fuentes del BBVA señalan que no pueden desvelar la identidad de C. Holding, porque lo prohíbe la legislación de la isla, y señalan que los cinco millones de dólares son propiedad de este cliente, que, según esta versión, no es una sociedad peruana. 'La coincidencia en las siglas es una casualidad. El apunte contable se digitalizó mal y la transferencia se apuntó en la cuenta de los sobrinos de Montesinos. A los cuatro días, cuando el cliente reclamó su dinero, se subsanó el error', dice un portavoz autorizado desde Perú.

El banco añade que los sobrinos del ex asesor de Fujimori pidieron una carta a la entidad bancaria en la que ésta asumió el 'error'. Las cuentas de los dos estudiantes se abrieron hace tres años con un saldo de 1,2 millones de euros (20 millones de pesetas), el mínimo exigido por la filial del BBVA en Gran Caimán. Se han cancelado y devuelto a la sede del BBVA en Perú antes de que el todopoderoso Montesinos fuera encarcelado, en junio de 2001, en su país, según señalan las mismas fuentes de la entidad bancaria española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de mayo de 2002