La Bienal de São Paulo se inauguró ayer como una gran fiesta literaria

La XVII Bienal Internacional del Libro de São Paulo se abrió ayer al público con la esperanza de que sea visitada por medio millón de adultos y por 200.000 escolares. La Bienal busca escritores nuevos y ha traído todo un racimo de escritores asiáticos hasta ahora desconocidos en Brasil.

La feria, con cinco kilómetros de recorrido y 30 calles y avenidas, se celebra en el Centro de Exposiciones de Emigrantes en Agua Funda, en el sur de la ciudad. Ocupa 45.000 metros cuadrados, cuenta con 830 expositores -de los cuales 50 son españoles-, 304 casetas y su realización ha costado siete millones de euros.

La Bienal se inauguró ayer oficialmente con la presencia de la popular alcaldesa de la ciudad, Marta Suplicy, y del ministro de Educación, Paulo Renato de Souza.

Más información

Editoriales y libreros, tanto nacionales como extranjeros, tenían ayer puestos los ojos en la evolución de los hábitos de lectura de este enorme país con más de 70 millones de escolares. Según afirmó ayer Raul Wasermann, presidente de la Cámara del Libro de Brasil (CBL), a pesar de que se habla de una disminución de la venta de libros de un 10%, la realidad es que el mercado del libro ha crecido un 0,5% más que la media de la economía en general. Más que crisis de lectura, lo que existe, según Wasermann, es crisis de algunas editoriales que se han quedado ancladas en métodos y criterios anticuados. De hecho, los sellos más dinámicos -sean del tamaño que sean- atraviesan un buen momento.

Otro motivo de preocupación es la falta de librerías. De hecho, existen más editoriales (1.300) que librerías (1.200) y hay ciudadanos que necesitan recorrer 400 kilómetros para poder comprar un libro.

La búsqueda de autores que conecten con las nuevas generaciones -y que puedan convertirse en las próximas figuras literarias de Brasil- es otro de los retos de la Bienal, que quiere ser también una gran fiesta cultural y no sólo una librería gigantesca. La presencia de diferentes autores, los cafés literarios, los debates y conferencias se han programado como un anzuelo para atraer a la feria al mayor número posible de visitantes de todas las edades.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción