Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Inversión | CONSULTORIO

Defensa del partícipe

La evolución bajista de los mercados de valores durante el año 2001 provocó desagradables sorpresas a muchos partícipes de planes del sistema individual invertidos en renta variable que recibieron información de dicho comportamiento una vez al año, tal y como establecía la normativa. Esta situación motivó que en la Ley de Acompañamiento se tomaran una batería de medidas que redundaran en una mayor atención y salvaguarda de los partícipes.

Hasta ahora, el Gobierno se ha centrado en mejorar el atractivo fiscal de los planes de pensiones. Las últimas iniciativas legislativas, sin embargo, van encaminadas a mejorar la transparencia informativa de los planes y defensa de los inversores. Dentro de este marco de información-protección destaca la creación obligatoria de la figura del Defensor del Partícipe en los planes de pensiones individuales, mecanismo más ágil de control que las anteriores comisiones de control, a las que sustituye.

La decisión del Defensor del Partícipe no podrá demorarse más de tres meses y será vinculante para la entidad afectada

El Defensor del Partícipe será nombrado por el promotor del plan de pensiones entre entidades o expertos independientes de reconocido prestigio, a cuya decisión se someterán las reclamaciones que formulen los partícipes y beneficiarios contra la entidad gestora o depositaria del fondo de pensiones en que esté integrado el plan o contra la propia entidad promotora del plan individual. Su decisión no podrá demorarse más de tres meses y será vinculante para la entidad afectada.

En consecuencia, el fin del Defensor, figura que debe implantarse a lo largo de este año, es facilitar el proceso de reclamación de los partícipes simplificando los trámites administrativos que conlleva acudir a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. En conclusión, esta figura, que nace con el objetivo de ser una alternativa eficaz de los partícipes para salvaguardar sus derechos, puede convertirse, además, en un elemento impulsor del desarrollo de los planes de pensiones individuales.

Alberto Ruiz Rodríguez y Virginia González Pérez son, respectivamente, socio director y responsable del Departamento Jurídico de Analistas Financieros Internacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002