Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTEGRACIÓN EN LA ESCUELA

La Comunidad de Madrid obligará a escolarizar a la niña a pesar del pañuelo

El Gobierno y el PP advierten de que Fátima debe adaptarse a las costumbres españolas

'Teniendo en cuenta la obligación legal que tiene toda persona de ser escolarizada, vamos a proceder a la escolarización de esta persona sin condicionante alguno'. De esta forma zanjó ayer el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Carlos Mayor Oreja, la polémica sobre la niña marroquí a la que un instituto exige que se quite el pañuelo tradicional para asistir a clase. El instituto 'tiene la obligación de cumplir este mandato', dijo Mayor, quien recordó que existen otros centros en la capital donde el uso de esta prenda no ha levantado mayor revuelo.

Fátima podrá ir a partir del lunes con pañuelo al instituto Juan de Herrera (San Lorenzo de El Escorial). Así lo comunicó ayer la Consejería de Educación a la directora del centro, Delia Duró, que el viernes se mostró contraria a aceptar a la niña con prenda islámica por entender que es 'anticonstitucional' y 'vulnera la dignidad de la mujer'. 'Que vaya con pañuelo o sin pañuelo es secundario. Entendemos que el derecho a la educación de la joven prevalece sobre cualquier otra cuestión', manifestó el consejero Carlos Mayor Oreja.

El máximo responsable de Educación de Madrid, del PP, aclaró que 'hay unos 700 niños en la comunidad provenientes de Marruecos. Muchos de ellos llevarán pañuelos. Y no ha habido polémicas. En base a esos precedentes, hemos actuado. Cuestión distinta es si más adelante ha de regularse una normativa en relación a los derechos y deberes de los alumnos'. El consejero no ve contradicciones en su decisión con las declaraciones de la ministra de Educación Pilar del Castillo: 'La niña tendrá que ir con las mismas características que las niñas de ese colegio'.

En el PP, el ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, comparó el uso del chador o hiyab islámico con la práctica de la ablación (mutilación genital femenina), calificó ambas prácticas de 'costumbres inaceptables' y consideró lógica la postura del centro. En Madrid, Ana Mato insistió en que la niña debe adaptarse a las costumbres españolas.

Por su parte, Carmen Chacón, responsable de Educación en la ejecutiva del PSOE, declaró ayer, en línea con el consejero, que 'es una prioridad la garantía de escolarización de todos los menores'. Rafael Simancas, secretario general de la Federación Socialista de Madrid, discrepaba de Chacón, dijo 'entender' la postura del centro y afirmó que 'no se trata de un simple adorno y tiene sus connotaciones'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2002