Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RUTA DEL VINO

Elogio del corcho

El alcornoque (Quercus suber) es un árbol frondoso del que, cuando llega la primavera, el hombre extrae su corteza para elaborar tapones de corcho. Es este tapón un elemento clave en la maduración del vino. Todo el proceso reductivo y generador de ciertos aromas terciarios que experimenta el vino en la botella viene determinado por la calidad del corcho. Un tapón de calidad, sano y flexible, asegura la conservación del vino durante más de 20 años.

La calidad y el tamaño del corcho es un buen indicador del tipo de vino ante el que nos encontramos y de las posibilidades de vida que el bodeguero prevé para él. Por lo tanto, tendremos que huir de aquellos bodegueros que ensalzan sus caldos y cierran sus botellas con un corcho de cuarta categoría. Este producto natural sigue siendo insustituible como tapón. Ninguna de las industrias emergentes ha sido capaz de desarrollar un nuevo producto que aporte al vino todos los beneficios que brinda el corcho. Otra cuestión son los vinos de mesa o comunes, que con el plástico tienen suficiente.

MÁS INFORMACIÓN

Dado que que el alcornoque es un árbol mediterráneo -España, Francia, Portugal y Norte de África-, se entiende que los países productores del Nuevo Mundo sean los defensores de los nuevos tapones de plástico o silicona. Es más sencillo fabricar en plástico que realizar sus pedidos a las corcheras del viejo continente, lo cual encarecería sus productos.

Pero muchas veces nos encontramos con problemas en los vinos causados por el corcho. Son caldos contaminados por los defectos del corcho, bien porque que no se ha secado bien al aire libre durante al menos tres años, o bien no han sido suficientemente saneados, lo que da lugar al terrible moho que más de un disgusto nos ha proporcionado.

Durante muchos años la industria del corcho en España ha sido un coto cerrado para las empresas locales. Sin embargo, desde hace tiempo se han ido instalado fabricantes portugueses que han aportado un buen saber hacer a un precio muy interesante. Una de estas empresas lusas es Amorin & Irmaos, que desde la localidad de Navarrete pone tapón a ilustres vinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002