Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigan a médicos de Vall d'Hebrón por falsificar informes

El Colegio de Abogados de Barcelona y el Instituto Catalán de la Salud (ICS) investigan si existe una trama en torno al hospital de Vall d'Hebron de Barcelona destinada a falsificar informes médicos de personas que han sufrido un accidente para cobrar una mayor indemnización. En concreto se investiga si personal sanitario del centro remite a los familiares de los accidentados a determinados despachos de abogados, con la promesa de que éstos podrán obtener informes médicos de traumatólogos del servicio de urgencia falseados para lograr una mayor reparación económica. También se investiga si los médicos habrían cobrado comisiones en función de las cuantías de las indemnizaciones.

Según fuentes del ICS, existen 'indicios claros' de que personal médico del servicio de urgencias habría recomendado a pacientes víctimas de accidentes de circulación que acudieran a determinados abogados. Esta práctica está prohibida por el código deontológico de médicos y letrados.

Una portavoz del Instituto Catalán de la Salud, al que pertenece el hospital de la Vall d'Hebrón, afirmó ayer que 'desde 1994 se tienen indicios de estas irregularidades'. Es por ello que el hospital editó unos folletos informativos pidiendo a los pacientes que denunciaran cualquier presión de este tipo. Desde entonces, al menos dos personas han comunicado que se les ofrecieron los servicios de determinados letrados, aunque las denuncias no se llegaron a oficializar.

El presidente de la comisión deontológica del Colegio de Abogados de Barcelona, Joaquim de Miquel, explicó que 'los últimos años han habido varios casos de este tipo y han acabado con sanción'. La investigación de la Vall d'Hebrón llega después de que el padre de un joven accidentado denunciara que recibió una visita en una habitación del hospital durante la que le ofrecieron los servicios de un abogado. Este padre, que según De Miquel 'encontró indigna esta proposición', lo denunció ante el Colegio de Abogados. Cursada la denuncia, el colegio investiga ahora al letrado y estudia sancionarle por captación ilícita de clientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2002