LA CRISIS EN ARGENTINA

La asfixia del 'corralito' arrastra al presidente del Banco Central argentino

Cientos de manifestantes bloquean oficinas bancarias de las que no pueden sacar su dinero

El rabioso perro de la crisis argentina vuelve a morderse la cola una y otra vez. Todos saben, Gobierno y ciudadanos, que ninguna medida será satisfactoria. Los bancos no tienen y no pueden devolver todo el dinero, ni en pesos y mucho menos en dólares, tal como reclaman más de dos millones de clientes. El Ministerio de Economía difundió anoche las nuevas reglas que amplían en parte la liberación condicionada y en cuotas de unos 50.000 millones de dólares que los ahorradores tienen atrapados en el llamado corralito financiero, levantado como una cárcel alrededor de los depósitos.

Más información

Según Solokian, "tenemos que ayudar al Gobierno, aunque no seamos peronistas, porque vemos que cada vez está más presionado por la banca extranjera". "El presidente Aznar llamó cuatro veces en una semana, y durante diez años no llamó nunca para decir que paren de saquear a la Argentina".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2002.

Lo más visto en...

Top 50