Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caixa gana 963 millones de euros y provisiona otros 270 por Argentina

El beneficio neto crece el 10,1% mientras que el resultado bruto se estanca

El grupo La Caixa ha cargado contra sus beneficios del año pasado y contra las reservas acumuladas en su balance 270 millones de euros (44.924 millones de pesetas) por el posible impacto que tendrá en el grupo la crisis de Argentina, donde operan sus participadas Repsol, Gas Natural, Telefónica, Aguas de Barcelona y ACESA. La Caixa es el primer gran grupo español que cuantifica el impacto de la crisis argentina y el año pasado ganó 963 millones de euros (160.310 millones de pesetas), un 10,1% más.

La repercusión de la crisis argentina en el resultado del año fue limitado porque sólo ha cargado contra los beneficios 40 millones de euros (6.655 millones de pesetas). En cambio, contra sus reservas o beneficios de años anteriores ha cargado 230 millones de euros (38.268 millones de pesetas). 'Con estas provisiones, la crisis de Argentina la tenemos cubierta porque contemplan una devaluación del peso del 40%', dijo el presidente de La Caixa, Josep Vilarasau. Con estas provisiones, la caja se anticipa a la caída de ingresos y beneficios de sus participadas presentes en Argentina.

Pero la crisis de este país no amilana a La Caixa. 'No variaremos nuestra política de participaciones y espero que el BBVA [socio de La Caixa en varias empresas] tampoco lo haga', aseguró Vilarasau. La cartera de empresas participadas valía a final del año pasado 14.080 millones de euros con plusvalías acumuladas de 3.821 millones de euros. Las plusvalías son un 13,9% menores al año anterior debido a la caída de la Bolsa. Hasta el pasado miércoles las plusvalías habían caído un 31,5% sobre el cierre de 2000.

El beneficio antes de impuestos se estancó al crecer sólo un 0,5% por las mayores exigencias contra la morosidad y los menores dividendos de las filiales. La mejora del beneficio ha sido posible por el incremento de los créditos en un 20%, que se elevaron a 55.014 millones de euros.

El alza del beneficio final se debió también a que ha pagado menos impuestos por reinvertir parte de sus plusvalías, que tributan al 18%, en vez de al 35%. La eficiencia, que mide los gastos generales por cada 100 euros de ingresos, mejoró hasta el 57,5%.

La Caixa, que ya tiene más trabajadores fuera que dentro de Cataluña y Baleares, cambiará sus estatutos para aumentar los representantes no catalanes en su Asamblea. Éstos tendrán 30 vocales sobre un total de 160. La entidad destinará 169 millones de euros a su obra social en 2002, un 10,5% más que el pasado año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de enero de 2002