Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los palestinos piden al ministro de Defensa israelí que vea a Arafat

Al finalizar una nueva jornada relativamente más tranquila que muchas otras en la cruenta dinámica israelo-palestina -pero no exenta de incidentes violentos-, uno de los máximos jefes de seguridad palestinos exhortó al ministro de Defensa de Israel, Biniamin Ben-Eliezer, a entrevistarse con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasir Arafat, para retomar el camino de la paz.

En Gaza, mientras tanto, el grupo fundamentalista Hamás publicó un comunicado aclarando que la tregua unilateralmente declarada con Israel es temporal y que los atentados suicidas en territorio israelí no han terminado. Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina exhortó a Estados Unidos a enviar nuevamente a Anthony Zinni a la región para hacer posible reanudar las negociaciones de paz con Israel.

El coronel Jibril Rajub, jefe del Servicio de Seguridad Preventivo palestino en Cisjordania, llamó ayer a Ben-Eliezer a 'recargar las baterías de la concepción de paz y volver a emprender el camino de Rabin'. En medio de la crisis de los últimos 15 meses, Arafat suele mencionar al asesinado primer ministro israelí Isaac Rabin como su 'valiente socio' en el proceso de paz hoy aparentemente desaparecido.

'Para retomar el camino de la paz, Israel debe poner fin a los cierres y bloqueos, dejar de asesinar militantes palestinos y retirarse completamente de los territorios autónomos', agregó Rajub. En cuanto a la advertencia del ministro de Defensa israelí de que los palestinos tendrán su Estado, pero que depende de ellos cuándo, Rajub señaló que el Estado palestino 'es un interés tanto nuestro como de los israelíes'.

Sobre el terreno, la paz sigue pareciendo lejana. En el puesto de control Surda, al norte de Ramala -que en las últimas semanas estaba prácticamente abandonado-, soldados israelíes chocaron con un grupo de manifestantes de izquierdas israelíes y declarados pacifistas extranjeros, que intentaron desmantelar la posición militar. Los efectivos dispersaron a los civiles con gases lacrimógenos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de diciembre de 2001