Defensa gastó 347 millones en material inservible

Compró ropa a 20.000 soldados sin la protección contra rayos infrarrojos

Cuando España se dispone a enviar 700 hombres a Afganistán a una misión de 'altísimo riesgo', el Ministerio de Defensa ha gastado 347 millones de pesetas en 20.000 portaequipos de combate que carecen de protección IR contra aparatos de visión infrarroja con el que cuenta el resto del material militar. Esta protección se exige en las normas OTAN y la tienen todos los ejércitos de Europa. El concurso para el nuevo portaequipo de combate se adjudicó a Yuma, SA, cuya oferta era la más cara. Se rechazaron otras dos que incluían IR y costaban 92 millones menos.

Más información

Los 20.000 soldados del Ejército de Tierra que cubran su uniforme con los nuevos portaequipos de combate adquiridos por el Ministerio de Defensa serán visibles durante la noche ante los prismáticos o el visor infrarrojo del potencial enemigo. Ninguno cuenta con el tratamiento de protección antirrefracción de rayos infrarrojos (IR) que evita que se conviertan en un blanco perfecto en un escenario bélico como Afganistán, donde se dispone a ir un batallón, o en los Balcanes, donde están 3.000 profesionales.

El portaequipos de combate es una prenda similar a un chaleco del que se cuelgan los cargadores de munición, bombas de mano, mapas, paquete de curas, etcétera; anula, además, el camuflaje del uniforme que va debajo, que sí lleva IR. 'Es como ir vestido de colorado a la guerra. Parecerán una farola encendida. Es como si llevaran un letrero colgado del cuello que diga: ¡Dispárame, que estoy aquí!', describe un experto en material militar.

Todo el material de campaña del Ejército (76.000 hombres) cuenta con IR, incluidas las fundas de casco, mochilas, lonas y pinturas de los vehículos, ya que es un elemento de seguridad imprescindible. La compra del HK, el nuevo fusil alemán del Ejército que ha sustituido al Cetme, ha obligado a reponer los antiguos portaequipos, ya que los cargadores de la nueva munición no cabían en el modelo anterior. Ese diseño sí estaba protegido con IR y está siendo almacenado.

El concurso público para los nuevos portaequipos de combate lo adjudicó el pasado 28 de junio la Junta de Contratación Delegada del Ejército de Tierra a la empresa Yuma, SA, con sede en Zaragoza. Su oferta era la más cara: 17.125 pesetas cada uno. Manufacturas Valle y Sei, sus competidoras, ofrecían su modelo a 12.609 y 13.100 pesetas, respectivamente. El segundo concurso se resolvió semanas después de forma similar. La diferencia entre la oferta ganadora y las otras fue de 92 millones de pesetas. Con el mismo presupuesto Defensa podría haber adquirido 7.386 portaequipos más de los obtenidos.

Las empresas rechazadas incluían en su oferta el tratamiento IR, pero ambas fueron desestimadas porque en el pliego del concurso no se exigía esta condición, imprescindible según tres expertos consultados. Según Defensa, la poliamida, materia prima con la que se han fabricado, no admite el tratamiento con IR. Además, añade que el IR no se puede aplicar en hebillas, cierres y cintas, por lo que el tratamiento sería parcial. Pero el Ministerio acaba de sacar un nuevo concurso de otros 15.000 portaequipos, esta vez con protección IR. La materia prima del tejido es precisamente la poliamida, la misma que en los anteriores concursos 'impedía' dicho tratamiento y ahora no 'por una nueva técnica de reciente aparición'.

La empresa y el coronel

Yuma, SA, la empresa adjudicataria de los portaequipos de combate, que ha obtenido otros concursos de Defensa, es propiedad de la familia Benedi y otros socios. María Rosario Benedi Pérez, jefa de compras de esta sociedad, está casada con el coronel José Martínez Nasar, secretario técnico de la Dirección de Asuntos Económicos del Ejército. Pilar Benedi, directora de la empresa, negó que tengan información privilegiada por su vinculación familiar. Ni el militar ni su esposa atendieron a este periódico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de diciembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50