Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cavallo anuncia la posibilidad de recortar los salarios y jubilaciones

El ministro argentino pide al Congreso que apruebe más ajustes del gasto

Domingo Cavallo, ministro de Economía de Argentina, rechazó la posibilidad de devaluar la moneda y criticó a quienes dicen que el Gobierno congelará los depósitos a plazo fijo. Cavallo señaló que podría haber recortes adicionales en los sueldos de los funcionarios y los jubilados si el Parlamento no encuentra la manera de incluir en el Presupuesto artículos para eliminar gastos excesivos que financian 'burocracia o corrupción'.

Además, Cavallo ratificó que estudia la manera de elevar el tope de 1.000 pesos mensuales que el Gobierno permite sacar de los bancos a los argentinos, de acuerdo con una petición que le hizo el presidente Fernando de la Rúa para que haya más billetes en circulación durante las fiestas de fin de año.

Durante varias semanas, los economistas discutieron sobre los peligros que corría Argentina de caer en el cese de pagos por la falta de fondos para afrontar los vencimientos de la deuda pública, algo que finalmente no ha sucedido. La preocupación aumentó semanas atrás, cuando el Fondo Monetario Internacional anunció que se iba a retrasar en el envío de un desembolso de 1.264 millones de dólares previsto para diciembre, al considerar que Argentina no había cumplido con las metas del control del gasto público.

Pero Cavallo informó que el país 'ha podido pagar el más importante vencimiento de naturaleza financiera desde ahora hasta enero o febrero'. 'Conseguimos colocar letras por la mitad del monto que vencía y la otra mitad se pagó con efectivo de caja. Tenemos las previsiones para seguir pagando normalmente los vencimientos de la deuda', dijo.

El Gobierno argentino confía en que el Parlamento acelere la aprobación del Presupuesto para el próximo año, de lo que dependerá el éxito del canje de su deuda pública y un millonario desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A dos semanas de que termine el año, el Gobierno de Fernando de la Rúa no ha presentado aún ante el Parlamento el proyecto del Presupuesto general para 2002 porque está buscando el necesario apoyo político y ajusta nuevos recortes en el gasto público. Las autoridades necesitan recortar 1.500 millones de pesos (o dólares) en el Presupuesto para cumplir con su promesa de no gastar más de lo que ingrese, conforme a la ley de déficit cero, aprobada en julio por los legisladores.

El portavoz del Gobierno, Juan Pedro Baylac, declaró que el proyecto de Presupuesto será definido el próximo martes por el Gabinete de Ministros, como trámite previo para ser llevado al Parlamento, donde las autoridades confían en que será discutido con rapidez. 'La necesidad que tiene Argentina de poner en claro sus números para garantizar el normal funcionamiento de flujos llevará a los legisladores a tener la responsabilidad de analizar cada una de las partidas y concretar un consenso', afirmó Baylac.

Por otro lado, la mayoría de los bancos argentinos abrió el sábado sus puertas para facilitar a la población la apertura de cuentas corrientes, cajas de ahorro o plazos fijos, mientras se espera que en los próximos días concluya la unificación de los sistemas de cajeros automáticos que permita hacer transferencias entre entidades de todo el país. Después de la unificación de los sistemas de las dos redes se podrán hacer transferencias de hasta 1.000 pesos o dólares de forma automática

La mayoría de los bancos atenderá al público, pero sólo para dar asesoramiento y abrir cuentas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2001