Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

EE UU vuelve a probar su escudo antimisiles a pesar de las protestas rusas

La prueba que esta próxima madrugada realizará el Ejército de Estados Unidos sobre el océano Pacífico para probar el sistema antimisiles que se está construyendo ha servido como telón de fondo para que rusos y estadounidenses intercambien advertencias sobre el tratado de antimisiles balísticos (AMB) que Washington quiere modificar mientras Moscú se niega a que sea alterado.

'No vamos a violar el tratado', señaló ayer una fuente del Pentágono a este periódico. 'Tenemos que acordar con los rusos algún tipo de modificación [del Tratado ABM] o podemos ejercer nuestro derecho a denunciarlo', añadió. 'Rusia no hará jamás ninguna concesión sobre el tratado', advirtió ayer en Moscú el general Yuri Baluievski, del Estado Mayor ruso. 'No importa lo que suceda con el Tratado ABM, Rusia y EE UU tienen que continuar dialogando', añadió la fuente estadounidense.

'Actualmente se está trabajando en la modificación de varios aviones Boeing 747 para que sean capaces de detectar, mediante un láser, si se produce el lanzamiento de un misil', señaló la fuente del Pentágono, que reveló que el sistema láser será plenamente operativo en 2009 y que para el 2004 la Iniciativa de Defensa ya estará en funcionamiento 'aunque no sea con total garantía'. 'Como dice [el secretario de Defensa Donald] Rumsfeld, tener alguna capacidad es mejor que no tener ninguna', añadió.

El proyecto de crear un escudo espacial impulsado por la Administración de Bush incide principalmente en la detección temprana de los lanzamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de diciembre de 2001