Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación en Estados Unidos cae hasta el 2,1% por la fuerte bajada de la energía

El IPC de la zona euro desciende por quinto mes consecutivo y se sitúa en el 2,4%

Washington / Bruselas

La desaceleración económica mundial está teniendo su reflejo más positivo en la caída de la inflación. El índice de precios al consumo (IPC) en Estados Unidos cayó un 0,3% en octubre y rebajó la inflación interanual hasta el 2,1%, cinco décimas menos que en septiembre. Se trata de la mayor caída mensual desde abril de 1986. En este descenso ha tenido un papel fundamental la bajada del 6,3% en los precios de la energía. También la zona euro mejoró su dato de inflación en octubre, al bajar una décima, hasta el 2,4%. España reduce así a 0,8 décimas su diferencial con la zona euro.

Estados Unidos ha logrado reducir su índice de precios al consumo cinco décimas en un mes, pero, si se eliminan los elementos más volátiles de este indicador, los resultados no son tan satisfactorios. La inflación subyacente (que excluye los alimentos más volátiles y la energía) subió 0,2 décimas, algo más de lo esperado por los analistas. No obstante, el dato general fue aplaudido como una de las pocas ventajas que acarrea el enfriamiento económico.

Gran parte de la caída de octubre obedece al fuerte descenso en los precios de la energía (6,3%), el mayor desde marzo de 1986. Dentro de los precios energéticos, la gasolina experimentó un retroceso más acusado: el 10,7%.

Las cifras difundidas ayer por el Departamento de Trabajo estadounidense demuestran unas menores tensiones inflacionistas, lo que podría conducir a una nueva rebaja de los tipos de interés. La Reserva Federal (banco central estadounidense) vuelve a reunirse el 11 de diciembre. Y el Fondo Monetario Internacional señaló el jueves que la autoridad monetaria aún tiene margen para abaratar el precio del dinero.

No obstante, la reducción de la inflación no consigue sino subrayar la debilidad de la economía estadounidense. Ayer mismo se conoció que la producción industrial bajó un 1,1% en octubre con respecto al mes anterior, según datos divulgados por la Reserva Federal. Este indicador lleva 13 meses seguidos descendiendo, lo que sitúa la evolución interanual en el -6,3%. El retroceso del 1,1% es el más alto registrado en un mes desde noviembre de 1990. El sector manufacturero ha sido el más afectado por los atentados del 11 de septiembre.

En la zona euro -los países que integran la moneda única- octubre también fue un buen mes para la evolución de la inflación. El IPC armonizado descendió una décima respecto a septiembre y rebajó el dato interanual hasta el 2,4%, según los datos definitivos publicados ayer por Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, y adelantados de forma provisional hace más de un mes. La bajada de octubre es la quinta que se produce de forma consecutiva.

Según los datos armonizados, en España, la inflación interanual descendió dos décimas, hasta situarse en el 3,2% (frente al 3% del índice general sin homogeneizar). De este modo, el diferencial con el resto de la zona euro baja una décima, hasta el 0,8%. En el conjunto de la UE, la inflación descendió dos décimas, hasta el 2,2%.

La nota discordante la aportó ayer Italia, donde la inflación subió dos décimas en octubre, hasta el 2,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2001