Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
21ª EDICIÓN DE LOS PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS

Ocho distinciones para muchos galardonados

De las artes a la investigación, las letras, las ciencias sociales, la comunicación y humanidades, los Premios Príncipe de Asturias, creados en 1981, intentan recorrer el más amplio espectro, reconocer probadas trayectorias y, también, los progresos que ahora mismo se están produciendo y que contribuyen a iluminar este mundo confuso. Por eso, esta tarde, en el teatro Campoamor de Oviedo, recibirán los premios, dotados con cinco millones de pesetas y una escultura de Joan Miró, ilustres personajes, instituciones y proyectos.

Sólo hablarán en el solemne acto el gran teórico de la literatura George Steiner y la escritora Doris Lessing, además del príncipe Felipe, pero allí estarán para recibir los galardones un montón de personas. Por ejemplo, cinco sabios, con empresas e instituciones detrás, que han trabajado en el proyecto del genoma humano. Recibirán el Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica. Son el británico John Sulston y el estadounidense Francis Collins, que han aceptado el premio en nombre del Consorcio Internacional de Secuenciación del Genoma Humano. Este centro ha hecho pública la secuencia del genoma humano libremente y sin restricciones para beneficio de toda la humanidad. Con ellos, los estadounidenses Craig Venter, que como director de Celera ha descubierto más de la mitad de los posibles 30.000 genes humanos encontrados, y Hamiltons Smith, premio Nobel de Medicina en 1978, que también con Celera ha contribuido al descubrimiento y la difusión del mapa del genoma humano; y Jean Wissenbach, director de Genoscope, que ha realizado aportaciones significativas a la genética molecular.

Compartirán el premio a las Ciencias Sociales Juan Iglesias Santos (Las Veguillas, Salamanca, 1917), decano honorario de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, que ha realizado una intensa labor de investigación y docencia durante casi 60 años, y el Colegio de México, fundado en 1940, uno de los más prestigiosos centros académicos de Iberoamérica, refugio de los intelectuales exiliados de la guerra civil española, ahora entregado a la investigación y la docencia.

La Red Mundial de Reservas de la Biosfera, de la Unesco, que incluye 411 reservas (zonas de ecosistemas terrestres, costeros o marinos), de 94 países, recibirá el Príncipe de Asturias de la Concordia.

El Premio a la Cooperación Internacional lo recibirá la Estación Espacial Internacional (en la que colaboran 15 países), como ejemplo de trabajo plurinacional por una causa común, encaminada, por ejemplo, conocer de dónde venimos y adónde vamos, o cómo era la vida en la Tierra cuando empezó a formarse hace 4.500 millones de años.

El Príncipe de Asturias de las Artes lo obtuvo el músico polaco Krzysztof Penderecki, uno de los primeros premiados en llegar a Oviedo. Y el de Deportes, un hombre muy querido, el jugador de waterpolo Manuel Estiarte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2001